En la actualidad damos casi por hecho que cualquier fotografía que vemos, ya sea en internet o impresa, ha sido retocada. En algunos casos la edición es favorecedora, en otras burda y en otras es simplemente un desastre. Y es que hoy en día existen distintos softwares y aplicaciones para realizar las mejores ediciones fotográficas, también cursos y técnicas especializados en ello, por eso nos sorprenden aún más los fotomontajes realizados a principios del siglo XX en donde se utilizaban los más ingeniosos trucos de edición dando como resultado divertidas, geniales, y a veces siniestras, composiciones.

El Photoshop, el programa de edición fotográfica por excelencia, fue lanzado en 1989 y supuso una grandiosa herramienta con muchas posibilidades tanto para el mundo de la fotografía como para el diseño y el arte. Las primeras herramientas de este programa tenían mucho parecido con los efectos y ediciones que se podían hacer en las ampliadoras tradicionales, pero antes de este software los artistas echaban mano de su ingenio y una serie de trucos para realizar los más diversos fotomontajes.

Viejos trucos nuevos

"No hay nada nuevo bajo el Sol", se suele decir y con razón, como cuando encontramos antecedentes muy lejanos de lo que creemos moderno e innovador. Con esto en mente podemos repasar la siguiente colección de fotomontajes en donde se reúne creatividad, sentido lúdico, fines artísticos, así como el aprovechamiento de la tecnología moderna (de ese momento). Se trata de fotomontajes que fueron realizadas con diversos trucos: dobles exposiciones (tanto en la toma como en el revelado), manipulación de negativos, ediciones directas al negativo como a la fotografía final.

Recordemos que la invención de la técnica fotográfica no se debe a un sólo invento o inventor, sino a una serie de avances y descubrimientos técnicos que fueron poniendo las bases del vasto universo que hoy conforma la fotografía. Con la llegada de la época de la fotografía digital se abrió un camino con posibilidades casi infinitas. También recordemos que al fotógrafo inglés Henry Peach Robinson (1830–1901) se le considera el primero en haber realizado la técnica del fotomontaje, poco después de haber comenzado su carrera, en 1857.

Así pues, aunque a principios del siglo XX las tecnología utilizada para editar fotografías era bastante "rudimentaria", lo que no se les puede reprochar a los autores de estos fotomontajes realizados sin las ventajas del Photosop es que carecieran de creatividad. En ellas vemos muestras de una gran inquietud experimental y artística. En algunas encontramos composiciones surrealistas y otras son de corte espiritista (muy de moda en esa época) en donde se muestran figuras fantasmagóricas acompañando a los modelos de las fotos. Otro tópico común es el del juego constante con otra inquietud: la existencia del "otro", el doppelgänger que tanto ha cautivado al ser humano desde tiempos antiguos.

'Dirigible Docked on Empire State Building, New York' (1930) - Anonimo

‘Hearst Over The People' (1939) por Barbara Morgan

‘Man Juggling His Own Head' (1880) - Anónimo

‘Man on Rooftop with Eleven Men in Formation on His Shoulders' - Anonimo

‘Two-Headed Man' (1855) Anónimo

‘Dream No. 1: ‘Electrical Appliances for the Home' (1948) por Grete Stern

‘Room With Eye' (1930) por Maurice Tabard

Victorianos sin cabeza

Una curiosidad que podemos encontrar sobre la edición de imágenes antes del Photoshop son las siniestras fotografías victorianas en donde los modelos aparecen decapitados, muchas de las veces cargando sus propias cabezas que sonríen o se mantienen ajenas a la situación. Son muchas las muestras de este tipo de fotomontajes como para decir que se trató de un caso aislado, al parecer fueron muchas las personas que estuvieron dispuestas a ser parte de esta broma (?).

Postales tall tale

Tall tale se puede traducir como "cuento chino", es decir, una historia irreal, fantasiosa. Las siguientes postales forman parte de las llamadas "Tall tales postcards", en ellas se figuraban las más curiosas situaciones con elementos absurdos e irrisorios. De nueva cuenta dan fe de la inmensa creatividad de los autores y podemos ver personas pescando enormes peces o cosechando vegetales inmensos; también podemos ver a insectos gigantes usados para las labores que haría un globo aerostático o peculiares animales de carga. Como decimos: la creatividad no es poca en estos sorprendentes fotomontajes realizados antes de la era del Photoshop.