Seguimos a vueltas con el crossplay. La posibilidad de jugar a un videojuego con o contra usuarios de otras plataformas lleva tiempo integrada en experiencias como Rocket League, Minecraft o, por todos es sabido, Fortnite. Y podría estar en Fallout 76 pero Todd Howard, director creativo detrás de este y otros proyectos de Bethesda Game Studios como TES V: Skyrim, ha confirmado que no será así. Y sí, es posible que estés imaginándote el culpable.

Efectivamente, Sony. Todd Howard declaró en una entrevista del medio germano GameStar.de que "estarían encantados de introducir el crossplay en Fallout 76 pero por el momento no podemos. Sony no está siendo de ayuda, como nos gustaría". Así pues, al menos en el momento de su lanzamiento, la nueva experiencia online dentro de la franquicia Fallout no apostará por el juego cruzado entre sus plataformas.

Este no es más que otro movimiento en lo que parece una estrategia difícil de comprender y del todo conservadora por parte de Sony: van ya muchas semanas de polémica por la ausencia del crossplay de Fortnite en PlayStation 4 (sí lo hay en smartphones, PC, Xbox One y Switch) y desde la compañía siguen argumentando que no entra dentro de sus planes "exponer a sus usuarios a influencias externas al ecosistema PlayStation". Aunque, según el expresidente de Sony Online Entertainment parece que todo se reduce a causas económicas.

Sea como fuere, es evidente que la posición claramente ventajosa en la que se encuentra la compañía nipona les puede permitir apostar por ciertas decisiones impopulares e improductivas de cara a sus usuarios pero habrá que ver cuánto se puede tensar la cuerda. Hace tan solo unos días, eso sí, fue el mismísimo Shawn Layden, presidente y CEO de Sony Interactive Entertainment, el que aprovechó el Gamelab para declarar que "están escuchando a sus usuarios y estudiando diferentes posibilidades".

"Estoy seguro de que llegaremos a una solución que satisfaga a nuestros usuarios y encaje en nuestro modelo de negocio". Sea como fuere, no deja de sorprender que la compañía que arrancó la generación haciendo escarnio de las polémicas políticas de Xbox One, con el ya histórico vídeo sobre cómo compartir tus juegos en PlayStation 4, sea la que ahora ignora y pone a trabas a características como el juego cruzado o la retrocompatibilidad.