El lunes Apple dará el pistoletazo de salida de la Worldwide Developers Conference 2018 (WWDC), el evento anual enfocado al mundo del desarrollo que la compañía celebra en su natal California. Lo hará, como es tradición, con una presentación en la que conoceremos qué es lo nuevo que tiene que mostrar al mundo.

Desde Hipertextual estaremos cubriendo el evento en vivo desde el McEnery Convention Center de San José, donde Apple celebrará su presentación inicial con la que dará, además, la bienvenida a todos los asistentes que durante la semana acudirán también a diferentes charlas y talleres relacionadas con el entorno del desarrollo para los sistemas de la marca. Está previsto que comience a las 10:00 hora local, que al cambio son las 19:00 horas en España (peninsular) y las 12:00 en México.

Pero ¿qué prepara Apple para este día? Mientras que hay algunas confirmaciones obvias, todavía queda mucho en el aire que podría utilizar la compañía como factor sorpresa para un evento que, a priori, no se plantea tan interesante a nivel de novedades como en ediciones anteriores.

Lo que sí: el software

Si hay algo que se puede confirmar de manera cien por cien segura en este evento eso es, naturalmente, la llegada de nuevo software. El lunes Apple desvelará las nuevas versiones de sus sistemas operativos para todos los productos que comercializa, si bien sus versiones oficiales para la descarga general por parte del público no llegarán hasta otoño.

Lo que más expectación genera, naturalmente, es iOS 12. El sistema operativo móvil de la compañía, presente en los exitosos iPhone y iPad, será uno de los ejes centrales de la presentación y se espera que incluya ciertas novedades que ayudarán a los usuarios a sacar más partido de sus dispositivos. Si bien las renovaciones no serán tan llamativas esta vez (se esperan cambios de diseño notables para el año que viene), hay un buen puñado de aspectos en los que Apple podría incidir, como la mejora de las notificaciones, las llamadas grupales en FaceTime, los controles de tiempo de uso o Siri. Todo lo que podría venir con la próxima versión de este sistema lo detallamos hace unos días.

Otro de los fijos es macOS 10.14, del que se rumorea que podría ser el sistema operativo que comenzase a arrojar algo de luz sobre una posible futura convergencia entre iOS y Mac. No hay muchos detalles acerca de mejoras concretas en este apartado, aunque se ha podido conocer que el nombre que dará el relevo a la actual High Sierra estará entre estos cuatro: Mojave, Sequoia, Ventura o Sonoma.

De igual manera, llegarán también las nuevas versiones para el Apple TV y el Apple Watch: tvOS 12 y watchOS 5, conociéndose casi nada acerca de ninguno de los dos. Se espera, eso sí, que Apple incida de manera especial en el software de su reloj inteligente para poder ofrecer a los desarrolladores –y los usuarios, por ende– más motivos para seguir interesados en esta plataforma.

Lo que quizá: el hardware

Aunque es cierto que lo único que se puede dar por sentado al cien por cien como objeto de presentación son las diferentes versiones de software, Apple hace uso de este evento previo al verano para presentar ocasionalmente también nuevos dispositivos. La información a este respecto resulta este año ciertamente confusa, con pocas filtraciones al respecto y sin consistencia en los rumores. No obstante, la tecnológica ha movilizado a la prensa internacional para acudir a San José el lunes y eso invita a pensar que lo que tiene que mostrar no se limita únicamente a unas actualizaciones de sistemas operativos que ni siquiera serán lanzados ese mismo día.

Con esto en mente, son varios los palos que Apple puede tocar en lo que a productos se refiere. Por un lado tenemos la línea de los ordenadores, donde no sería raro que Apple introdujese nuevas máquinas con mejoras en el rendimiento gracias a la nueva generaciones de procesadores de Intel en sus gamas Pro y MacBook. Se ha hablado también en los últimos meses sobre la llegada de un MacBook Air más barato que quizá podría asomarse tímidamente en la presentación, aunque su llegada a las tiendas fuese más adelante. De haber una renovación de ordenadores es posible que se aprovechase también para renovar el teclado de los actuales modelos, que está dando ciertos problemas por su fragilidad a una buena cantidad de usuarios.

La otra gran novedad que se esperaba ver hace unos meses en el evento era la renovación de los iPad Pro con la inclusión de Face ID y un nuevo diseño con menos marcos. Se ha sabido que iOS 12 incluirá soporte para el desbloqueo facial en horizontal, algo indispensable en una renovación de estas características. La falta de rumores hace pensar, eso sí, que las máquinas no se podrán comprar próximamente, lo cual deja dos escenarios posibles: que Apple los presente en la WWDC 2018 y los comercialice más adelante o que sean introducidos directamente en un nuevo evento en otoño.

Paralelamente a todo esto también hay rumores acerca de una nueva generación de Apple Watch que llegará este año y la cual también reducirá los marcos del reloj para ofrecer más contenido en el mismo tamaño. Nuevamente, la falta de información al respecto hace dudar de que podamos verlos en las estanterías físicas y virtuales próximamente. No vamos a olvidarnos, al menos de momento, del iPhone SE y su potencial renovación. El teléfono compacto de Apple no se renueva en apariencia desde su presentación en 2016 y podría hacerlo este año para ofrecer, de la misma manera que los relojes, más pantalla en el mismo espacio.

Para terminar, es necesario señalar que se han encontrado pistas acerca de un posible HomePod de menores dimensiones (que algunos apuntan a que será un Beats con Siri) y que Apple introdujo hace más de ocho meses la base de carga inalámbrica AirPower y un nuevo estuche con carga inalámbrica para los AirPods con una comercialización esperada para "los siguientes meses". De ninguno de los dos productos se ha vuelto a saber nada y, con la impaciencia haciéndose notar, sería de esperar que Apple diera detalles acerca de su venta en este evento.