El pasado mes de mayo, PUBG Corporation interpuso una demanda por plagio contra Epic Games. Según la acusación que recibió la autoridad de Corea del Sur, Fortnite violaba el Copyright de PlayerUnknown's Battlegrounds, concretamente el del popular modo de juego "Battle Royale". Sin embargo, hoy el demandante ha decidido dar marcha atrás en sus acusaciones. La demanda ha sido retirada.

Según reporta Bloomberg, los abogados que representan a Epic Games recibieron una carta de confirmación por parte de PUBG Corporation, donde afirmaban precisamente el retiro de la acusación. Aunque los responsables de PUBG han confirmado el hecho al portal Eurogamer, ninguna de las dos partes involucradas ha dado a conocer si hubo un acuerdo extrajudicial para terminar el conflicto legal.

Si bien se desconocen los motivos exactos para no seguir adelante con el proceso legal, es curioso resaltar que tanto PUBG Corporation como Epic Games tienen una inversión importante de Tencent Holdings, un gigante de las telecomunicaciones en China. Este pudo haber sido uno de los principales motivos para terminar el conflicto.

Seguramente este no será el final la polémica que existe entre ambos juegos. Apenas la semana anterior, PUBG añadió algunas características muy distintivas de Fortnite, incluido el modelo de negocio por medio de los pases de temporada.