Actualmente, el Autopilot de Tesla solo funciona cuando el conductor mantiene cierto nivel de presión sobre el volante, asegurando de esta forma que el chofer del vehículo estará atento para reaccionar en caso de ser necesario. Esta ha sido una de las medidas implementadas por la compañía californiana para mejorar la seguridad del Autopilot.

A pesar de lo anterior, una compañía estadounidense con base en Valencia, California, se dio a la tarea de crear el "Autopilot Buddy", un dispositivo magnético que se ajusta al volante del Tesla, haciéndole creer que el conductor lleva las manos sobre el mismo. Esto permite que el Autopilot se mantenga siempre en ejecución, algo totalmente reprobable y que podría atentar contra la seguridad del propio conductor.

El dispositivo ya se comercializaba desde el 2015 con el nombre de "Autosteer", y no ha sido hasta ahora, tres años después, que la Administración Nacional de Seguridad Vial de los Estados Unidos ha prohibido totalmente este producto en territorio americano. Desde la dependencia gubernamental señalan:

Un producto diseñado para evadir la seguridad de los vehículos y la atención del conductor es algo inaceptable. Al evitar que el sistema de seguridad advierta al conductor que debe regresar sus manos al volante, este producto desactiva una advertencia de seguridad importante que podría poner en peligro a los clientes y otros conductores en el trayecto.

Con este movimiento, se podría establecer un precedente que sirva para mejorar la regulación de este tipo de accesorios que tratan de burlar las medidas de seguridad que establecen los fabricantes. Recordemos que, algunos vehículos de Tesla y otras compañías dedicadas a los de sistemas de conducción asistida, han estado involucradas en accidentes viales, el más reciente ocurrido en Mountain View, California. Lo último que quieren estas compañías son accesorios como el Autopilot Buddy interfiriendo en su trabajo.

Desgraciadamente, este dispositivo no es la única alternativa que existe para burlar las medidas de seguridad establecidas por Tesla. Los mismos propietarios han buscado opciones para que el Autopilot se mantenga en ejecución sin que sus manos intervengan en el proceso, lo que ha forzado a Tesla a replantearse nuevos métodos para mantener la seguridad del conductor.

El Autopilot de Tesla se mantiene en constante mejora gracias a las actualizaciones que ofrece la compañía dirigida por Elon Musk. Si bien han habido avances considerables en temas de seguridad, todavía no se puede garantizar al 100% que el Autopilot reaccionará positivamente a todo tipo de situación adversa que se le presente.

Es un buen movimiento que se prohiban este tipo de dispositivos que comprometen el bienestar de los automovilistas, pero claramente éstos últimos también deben aportar conciencia y evitar modificar el comportamiento que de forma predeterminada tienen los vehículos con sistemas de conducción asistida.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.