En 2013 fue publicada la novela "El canto del cuco" (The Cuckoo’s Calling, en inglés) firmado por Robert Galbraith. Meses más tarde J. K. Rowling declaró que se trataba de su seudónimo y que «Hubiese querido mantener este secreto por más tiempo, ya que ser Robert Galbraith ha sido una experiencia sumamente liberadora. Fue maravilloso haber publicado un libro sin la expectativa o el bombo publicitario, y solo por el puro placer de recibir comentarios bajo un nombre diferente». Luego serían publicados otros dos títulos de la saga: El gusano de seda y El oficio del mal.

Era evidente que la saga, como la de Harry Potter, sería adaptada, en este caso en una serie televisiva. Los encargados de esto fueron Sarah Phelps y Ben Richards, así, la serie sería estrenada en 2017 en BBC One. La buena noticia es que es uno de los títulos que HBO estrenó a finales del mes de mayo en su plataforma.

Un detective "común"

La historia lleva el nombre y gira alrededor de Cormoran Strike, un veterano de guerra que se convierte en detective privado. Como otros detectives de la ficción es muy peculiar, tanto en su vida cotidiana como en sus modos. Es reservado, callado, con sus propios métodos, es gruñón en muchos sentidos pero también dulce, empático y amable. Al paso de los episodios conoceremos sus heridas emocionales y su herida de guerra más notable: haber perdido una pierna.

Aunque puede parecernos un detective cliché, Strike tiene su encanto y este se potencializa cuando entra en escena Robin, una asistente ocasional que llega para quedarse y convertir la vida de Strike (y la suya). En la serie el extraño (y encantador) Strike es interpretado de forma impecable por Tom Burke y Robin por Holliday Grainger (a quien vimos recientemente en 'Electric Dreams'). Esta dupla principal es muy especial y entrañable. Poco a poco se va formando entre ellos una amistad rara y con visos de atracción mutua, una tensión sexual que disfrutamos en este título y en otros como: 'The X-Files' o 'Bones', por citar dos ejemplos.

La serie comienza con el extraño suicidio (?) de una modelo de elite en la cúspide de su carrera. Strike es contratado para ello y es cuando Robin llega a la vida de este detective privado atormentado. La vida de ambos ya no será igual y poco a poco, tras la resolución de los casos, conoceremos más de ellos dos, de su pasado y de sus propios demonios.

La serie completa de C.B. Strike está compuesta por 7 episodios. 'La llamada del cuco', es decir la primera temporada cuenta con tres episodios. Mientras que 'El gusano de seda' y 'El oficio del mal' tienen 2 cada una. Estamos ante una miniserie británica de detectives (¿qué más satisfactorio que esto?)

Aunque tenemos una buena historia, personajes "comunes" pero con su propio encanto y una producción impecable, C.B Strike tiene sus debilidades, en particular que es muy lenta. Para llegar a los clímax se toma su tiempo y esto puede desencantar un tanto. Sin embargo, nos paga bien la espera y nos encontramos con un agradable show, entretenido, con giros inesperados y con personajes que, sin pensarlo, terminamos queriendo.

Si te gustan las miniseries, las series policíacas o las de detectives, C.B. Stricke es una buena opción. Eso sí, hay que tener paciencia y verla a detalle, sin embargo, esto no es para tanto pues cuenta con pocos episodios, así que no nos exige demasiado y, por el contrario, nos da un intenso drama, sobre todo en la segunda entrega.

Las tres temporadas completas están disponibles en HBO y en BBC One.

👇 Más en Hipertextual