El 17 de agosto de 2008 en el Estadio Nacional de Pekín, mejor conocido como "Nido de pájaro", la línea de corredores estaba lista y en sus marcas para la llamada reina del atletismo, es decir, la prueba de los 100 metros planos. Cuando el disparo de inicio sonó sólo le tomó llegar a la meta 9.69 segundos al atleta jamaiquino que no sólo ganó la medalla de oro sino que impuso un récord mundial en esta prueba.

Sólo un año después, en el Mundial de Atletismo de 2009, celebrado en Berlín, el mismo joven, claro, Usain Bolt, volvía a sorprender al mundo cuando rompió su propio récord en los 100 metros lisos con increíble tiempo de 9.58 segundos.

Bolt sigue a la cabeza de las marcas en esta prueba, también en la de 200 metros planos con un tiempo de 19.19 segundos, impuesto en Berlín 2009. Si analizamos el progreso de las pruebas de atletismo existe una constante, los récords se van superando con el paso del tiempo y viene la pregunta casi obligada ¿Cuál es la velocidad máxima del ser humano?

Usain Bolt no es sólo el hombre más rápido del mundo

Lo cierto es que el caso de Usain Bolt es de un atleta fuera de serie, sin embargo, sí que se han analizado los factores que hacen de Bolt el hombre más rápido del mundo. En resumidas cuentas se ha encontrado que tiene características biomecánicas sorprendentes. Su altura, su composición muscular y claro, su técnica, hacen de él un atleta único.

La élite genética

Un atleta de élite se compone de muchos factores como su dedicación, disciplina, temple, así como características físicas especiales. Bolt es un claro ejemplo de esto, su constitución física es sui generis y cada aspecto suma a su sorprendente desempeño. Por ejemplo, los músculos esqueléticos, que constituyen una gran parte de la masa muscular, son controlados por el sistema nervioso y que son responsables de la posición y movimientos del cuerpo tienen una cantidad equilibrada de fibras musculares llamadas de "contracción rápida" y fibras de "contracción lenta". Éstas últimas de vital importancia para los corredores de resistencia pues pueden contraerse por largos períodos con menor fatiga.

En cambio para los corredores de velocidad sus piernas están compuestas por un 70% de contracción rápida y un 30% de contracción lenta, que es lo que les permite avanzar tan rápido y con tanta fuerza. En el caso de Bolt y otros velocistas tienen los músculos de velocidad súper rápida, que funcionan al doble del ritmo de los músculos normales de contracción rápida, creando aún más fuerza. Para darnos una idea, la gente común tiene entre 1% y 2% de masa de músculo esquelético de contracción súbita, pero en un velocista como Bolt, esa cifra puede ser de hasta 25%.

Por otro lado, Bolt tiene una altura de 1.96 que, combinada con su fuerza muscular, su técnica y demás características físicas lo convirtieron en el mejor velocista del mundo. También se debe tomar en cuenta su amplia zancada, a Bolt le toma de 40 a 41 zancadas recorrer los 100 metros lisos, mientras que a sus rivales les lleva de 44 a 47. Acá un resumen de las características mencionadas.

En los límites humanos

¿Cuál es la velocidad máxima del ser humano? Estudiosos en diversas áreas sugieren respuestas distintas a esta pregunta. Un estudio que llama la atención es el realizado por Mark Denny de la Universidad de Stanford, quien creó un modelo matemático para encontrar la velocidad máxima que se puede alcanzar dentro de los límites físicos, esto en caballos, perros y humanos.

¿Cuál es la velocidad máxima del ser humano?

Los resultados de sus modelos indican que desde los años setenta las marcas han ido superándose por factores como la alimentación, equipo (tanto de los atletas como en las pistas). Esta tendencia se nota no solo en la reina del atletismo sino en otras pruebas como los maratones o la natación, así mismo en pruebas femeniles y varoniles.

Un dato curioso y que tal vez podamos comprobar pronto (al menos eso esperamos) es el que prevé el modelo de Denny. Dice que el límite humano es de 9.48 segundos en 100 metros, es decir, 10.55 metros por segundo. Por supuesto esto es lo que arroja el modelo de este investigador, pero no debemos olvidar que los atletas que alcanzan nuevas marcas son los que rompen todas las medias, los fuera de serie, como Usain Bolt.