Cuando un actor lleva mucho tiempo encarnando al mismo personaje o en la misma serie de televisión, por diversas razones, se decide por abandonar el proyecto en busca de novedades para no perdérselas, que no le encasillen y poder respirar aires nuevos. Fue lo que ocurrió con Cliff Curtis, que era Travis Manawa en Fear the Walking Dead (Robert Kirkman y Dave Erickson, desde 2015) y se comprometió para aparecer en las secuelas de Avatar (James Cameron, 2009); no así a Chandler Riggs, que interpretaba a Carl Grimes en The Walking Dead (Frank Darabont, desde 2010) y del que se libraron cuando en el cómic de Kirkman sigue en pie; y sí a Frank Dillane, el importante Nick Clark de Fear. Pero ahora, según las informaciones que nos llegan, parece que será el turno nada menos que de Andrew Lincoln, que ha sido el protagónico Rick Grimes desde el comienzo de la serie madre.

Por lo visto, su alter ego únicamente aparecerá en seis episodios de la novena temporada, algo similar a lo que le han propuesto a Lauren Cohan, que interpreta a Maggie Rhee, la Viuda; pero a diferencia de la actriz, Lincoln no dispone de proyectos con los que se haya comprometido, si bien es fácil suponer que no le faltarán por la fama que la logrado con The Walking Dead. Y, al tiempo, la AMC le ha ofrecido una pasta gansa a Norman Reedus, cuyo personaje es el apreciado Daryl Dixon, para que lidere al grupo de Rick cuando Lincoln se marche. En cualquier caso, esta noticia tampoco debe sorprendernos, ya que el mismísimo Kirkman había a asegurado en octubre de 2017 que Rick moriría antes que el fin de la serie. No sabemos si sucederá pronto por la decisión de Lincoln o su personaje simplemente se irá como el Morgan Jones de Lennie James. Pero está claro que las cosas van a cambiar mucho en The Walking Dead.