El acervo del Internet Archive es muy basto; vale mucho la pena consultarlo, explorarlo y adentrarnos en los muchos materiales que resguarda. Como las películas clásicos de terror o las de ciencia ficción que podemos disfrutar de inmediato ya que se encuentran bajo la licencia Creative Commons o son de domino público.

https://hipertextual.com/2015/03/peliculas-de-ciencia-ficcion-y-horror

Otra sección interesantísima es la de los videojuegos en donde tiene un catálogo de más de 900 títulos. Bajo el nombre de Internet Arcade ofrece una base de datos de videojuegos de los años setenta y hasta los noventa. Ahí podemos encontrar clásicos como Street Fighter II, Frogger, Qbert* y Paperboy. También la de Handheld History en donde se conjuntaron poco más de 70 juegos, ahora llamados vintage pero que, seguramente, formaron parte de la niñez de muchos como la novedad del momento. Este tipo de juegos se refiere a los juegos portátiles, pequeñas consolas que corrían un único juego. Basta una mirada a los juegos albergados en esta sección de Internet Archive para encontrar tesoros que habíamos olvidado, para reconocer aquel juego que envidiamos o con el que pasamos horas y horas mientras los adultos hacían las cosas aburridas que hacen los adultos.

Lo mejor de este acervo es que no se trata de una simple lista sino que podemos jugarlos ahí mismo a través de nuestro navegador. Y es que los desarrolladores del Multiple Arcade Machine Emulator (MAME por sus siglas en inglés) han replicado los juegos de arcades y consolas para el Internet Archive. Recrear los juegos arcade para plataformas modernas no es un trabajo sencillo, de hecho es laborioso y complejo. Más sobre este proceso en el blog de Archive.org.

Aunque no se puede emular la sensación de las pequeñas e interesantes consolas portátiles, de sus botones o la de los primeros mandos sí que podemos recordar y disfrutar gran parte de la experiencia, es decir, de los sonidos, de la limitadísima cantidad de pixeles y de las historias más extrañas y descabelladas.

Algunos juegos que saltan a la vista son el de Sonic, Mortal Kombat, Donkey Kong o el extraño videojuego de MC Hammer (¿que rapero actual tiene su propio videojuego?); por supuesto encontramos varias versiones de Pac Man. Diversos personajes y títulos del cine y la televisión también tuvieron su propio juego como Batman, Robocop, Back to the Future e incluso Space Jam. Uno de los favoritos de muchos también se encuentran aquí: los Tamagotchi (que volvieron a este siglo XXI en forma de... Tamagotchi).

Jason Scott, uno de los líderes de este proyecto cree que las personas que crecieron con estos títulos "Jugarán los juegos que reconocen y otros que quizás no han jugado en muchos años". Dice, además, que espera los usuarios "Jueguen algunas rondas, pierdan, sonrían y vuelvan a sus sitios de noticias. Algunos más, espero, irán a juegos de los que nunca han oído hablar, con reglas que tienen que deducir y tal vez en los próximos meses los habrán jugado más personas de las que jamás lo hicieron en su vida 'real'".

Internet Archive se fundó en 1996 con la intención de preservar un histórico de los cambios que sufrían las páginas web, esto a través del Wayback Machine, en donde se puede consultar cómo han evolucionado los sitios web y las redes sociales. El Internet Archive además atesora, documenta y clasifica un basto acervo de materiales como libros electrónicos, videos, películas, software y, como vimos aquí, videojuegos clásicos con los que podemos jugar de inmediato. Directo a la nostalgia.

https://hipertextual.com/2018/04/mario-nintendo-apariencia

👇 Más en Hipertextual