Crónica de una muerte anunciada. No era una sorpresa que el grupo de empleados de San Fernando de Henares de Amazon tenía en mente hacer nuevas jornadas de huelga en algunos de los días más importantes para la caja de la compañía. Dicho y hecho: los empleados de la planta de la tecnológica han decidido ir a huelga durante el Prime Day. junto con el Black Friday, uno de los momentos que más podría dolerle a la compañía de Bezos. No está claro qué día está previsto para la jornada de descuentos, pero todo apunta a las jornadas cercanas al 10 de julio. El objetivo, además, es que, precisamente ese mismo día, la huelga tenga un carácter internacional. De no llegar a un acuerdo antes de la fecha, Amazon Europa podría ver a sus delegaciones de Alemania, Polonia, Francia, Italia y Reino Unido paradas por las quejas de sus empleados.

Así culmina la huelga de Amazon en Madrid: ¿habrá resultados?

Según el comunicado de las plataformas sindicales que toman parte de los procesos de negociación entre los empleados de Amazon y los negociadores, las nuevas tomas de contacto para llegar a un acuerdo sobre el futuro del convenio han vuelto a caer en saco roto. Caducado desde el 31 de diciembre de 2016, motivo de los paros efectuados el 21 y 22 de marzo de este mismo año con un seguimiento casi total por parte de los empleados, la tecnológica tomó la decisión de aprobar el convenio colectivo estándar de forma unilateral. Una decisión que no contó con el visto bueno de los empleados afectados sirvió para volver a sentar en la mesa a las partes.

Hoy, 21 de mayo, la mediación ha vuelto a terminar sin un acuerdo ante la tesitura de no poder llegar a un acuerdo en las mismas peticiones que se repiten desde 2016: "los derechos históricos del convenio anterior, los mínimos legales de la Logística de Madrid y una cláusula de incremento salarial del 1,5% anual en el periodo 2017-2019". Además del resto de situaciones que se han ido sumando de forma simultánea: CC.OO. ya denunciaba ante Trabajo la excesiva temporalidad de los empleados y el incumplimiento de las normativas de contratación. Lo que sí está claro es que habrá nuevos paros. No solo se esperan para la semana del Prime Day, también se verá afectada la actividad durante el 1 de junio con paros parciales. ¿La razón? Según el texto, "la Empresa parece solo querer que se desconvoquen los paros en una negociación sin garantías que desde la parte sindical no están dispuestos a aceptar. La posición de Amazon sigue estando en el mismo punto: "Es prioridad para Amazon servir y mantener las promesas a nuestros clientes. Continuamos con nuestro negocio, mientras que, por supuesto, respetamos los derechos legales de nuestros empleados". Ante la perspectiva de una nuevas negociaciones, la tecnológica apunta a que seguirán "buscando el diálogo".

Amazon España, además se encuentra en una situación compleja. El pasado 8 de mayo, la compañía perdía a su presidente en España; por motivos personales y con el objetivo de empezar nuevos proyectos, rezaba el comunicado, pero con un claro trasfondo en el que se dibujan grandes presiones por parte de la situación con los empleados de San Fernando de Henares.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.