Hasta el momento solo algunos empleados de la compañía habían podido probar las nuevas tejas y tejados que se están fabricando desde noviembre de 2017, aunque fueron anunciadas en 2016. Pero, ahora, la compañía se encuentra ya realizando instalaciones en Estados Unidos, donde los clientes de la empresa de Musk comienzan a ver si su inversión ha merecido la pena.

Las tejas generan como máximo 10kW/h en los días más soleados, más que suficiente para abastecer a una casa. Sin embargo, combinado con la batería, la energía que no se utiliza se almacena para los días en los que se capte menos luz o para las noches. De este modo, siempre habrá electricidad, asegura Tesla.

Casa con tejas solares de Tesla

La compañía apunta que es necesario entre un 35 y un 40% de tejas solares para que una casa pueda generar la electricidad necesaria, lo que hace que estas sean más caras (425 dólares el metro cuadrado) que la instalación de paneles solares puesto que, en total, el gasto es de aproximadamente 100.000 dólares, incluidas las baterías y la mano de obra. No obstante, hay que tener en cuenta que muchos estados cuentan con ayudas a la energía limpia, lo que abarata su coste en Estados Unidos. Sin embargo, esto no sería posible en España ya que no existen este tipo de subvenciones.

Aunque la inversión inicial es grande, la empresa incluye una garantía para toda la vida de la casa y, también, garantiza 30 años de generación de energía. Esto junto con la generación de energía limpia puede ser una compensación para quienes inviertan en estos tejados.

Las primeras instalaciones están tardando alrededor de tres semanas en hacerse y en ellas, además del porcentaje correspondiente de tejas solares, se rellena el resto con tejas de igual diseño para disimular y que quede todo el tejado homogéneo.

La captura de la derecha es de la aplicación de Tesla desde la que se puede saber los flujos de energía que hay en cada momento. En este caso, las tejas están captando 5 kW, de los cuales solo utiliza 0,3 para la casa. El resto de energía se almacena en la batería Powerwall 2.

El buen funcionamiento de estas tejas es un rayo de luz para Tesla, que se encuentra en un mal momento debido a que la compañía no está cumpliendo los objetivos de producción de su Tesla Model 3.

La batería más grande del mundo

Si Elon Musk es conocido por algo en el mundo es su por su ansia de superación. Por esto, saber que es el dueño de la batería más grande del mundo, situada en Australia, no debería sorprender.

Además, gracias a un convenio con el Gobierno del país, Tesla instalará paneles solares y baterías en 50.000 hogares australianos para convertirlo, así, en la central solar térmica más grande del mundo.

”Impuesto al sol”

Aunque los primeros en poder disfrutar de las novedades de Tesla son compradores de Estados Unidos, en España ya se pueden reservar por 930 euros. No obstante, hay que tener en cuenta que en nuestro país hay retrasos con la instalación y que la legislación vigente incluye el “impuesto al sol”. ¿Qué significa esto?

Desde que en 2015 se aprobó el llamado “impuesto al sol” todas aquellas personas que tengan paneles solares o, en este caso si se instalan las tejas, que generen más de 10 kW y estén conectadas a la red eléctrica, deberán pagar al Estado por ello. Si lo que uno busca es continuar conectado a la red, para esos días que no se genera la electricidad necesaria, esto incrementa los costes.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.