Houston, tenemos un problema. La NASA ha cancelado la única misión robótica que tenía planificada para la Luna a principios del 2020, según ha informado The Verge.

Se trata del envío de la sonda Resource Prospector, un pequeño explorador diseñado para excavar materiales como el hidrógeno, el oxígeno y el agua de los polos lunares. Su principal objetivo era investigar qué tipo de materiales se encuentran en los polos de la Luna.

Otras misiones espaciales ya han demostrado que existe agua en forma de hielo en la Luna, pero no se sabe mucho sobre cómo es este hielo. La mayoría de los datos que se tienen provienen del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA, que se encuentra en la órbita de la Luna, y un par de naves espaciales que han sido estrelladas intencionalmente en la Luna para obtener mediciones rápidas de la composición de la superficie.

El Resource Prospector "pretende ser la primera expedición minera en otro mundo", indica la NASA en su sitio web, pues examinaría este hielo de agua de cerca durante un período prolongado de tiempo para aprender más sobre su consistencia.

Los científicos también buscarían dar respuesta a preguntas como ¿por qué la Luna tiene menos hielo que Mercurio?. Asimismo, han propuesto la idea de extraer el hielo de agua en los polos para convertirlo en agua potable o combustible para cohetes.

En diciembre pasado, el presidente Donald Trump firmó un decreto que ordenaba a la NASA iniciar un innovador programa de exploración espacial. El objetivo más ambicioso era construir una estación lunar que sirviera como base para facilitar los viajes a Marte, pero para ello se necesita aprender más sobre las características de este hielo lunar.

El motivo más probable detrás de la cancelación de la misión es el presupuesto. El físico planetario Phil Metzger recordó, según recoge The Verge, que el Resource Prospector fue financiado originalmente por el programa que apoya la exploración humana. Después fue trasladado al programa de ciencias, pero sus objetivos realmente no se ajustan a esa dirección.

La medida ha enojado a muchos científicos lunares, quienes ahora están pidiendo al nuevo administrador de la NASA, Jim Bridenstine, que mantenga vivo el programa, alegando que es una misión crucial para ayudar a los humanos a regresar a la Luna.

El vídeo a continuación es un time-lapse de una prueba realizada con el Resource Prospector para demostrar las habilidades del rover y las ruedas adaptativas a medida que navega a través de terreno duro y arenoso: