Los astronautas de la NASA volverán a la Luna y posiblemente lleguen después hasta Marte. La Casa Blanca ha informado este lunes 11 de diciembre que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará un decreto en el que ordenará a la NASA iniciar un innovador programa de exploración espacial para ello.

En octubre pasado, el vicepresidente estadounidense Mike Pence ya había arrojado luz sobre las motivaciones del Gobierno de Trump. Aparte de regresar a la Luna, el objetivo más ambicioso es construir una estación lunar que sirva como base para facilitar los viajes a Marte. Además, muchos coinciden en que hace falta hacer una exploración más reciente que las misiones de Apolo.

En contraparte, existe la preocupación de que una foto de la Luna no sea de gran utilidad y que esto solo retrasará los viajes al planeta rojo a un costo significativo. Otros consideran que la Administración de Trump usará esto para justificar un alejamiento de la ciencia climática.

Aunque no se dieron más detalles al respecto, la fecha del anuncio no es coincidente. Hace 45 años, la misión de la NASA Apolo 17 fue enviada al espacio el 7 de diciembre de 1972 por un cohete Saturno V, desde el complejo de Cabo Kennedy, en Florida.