A casi cuatro años de la desaparición de los 43 normalistas del municipio de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero (México), el 26 de septiembre de 2014, han salido a la luz nuevas informaciones sobre el caso que ha marcado con sangre la presidencia de Enrique Peña Nieto.

Fueron más de 43, aquella noche habrían desaparecido entre 50 y 60 personas, según informa hoy Reforma, de acuerdo a mensajes de los sicarios a los que tuvo acceso. Además, en los hechos participaron policías de Cocula y Huitzuco.

¿De dónde ha salido esta cifra? Surge de conversaciones telefónicas entre líderes del cártel Guerreros Unidos (GU) en Chicago (EE.UU.) y sicarios en Iguala que han sido interceptadas por agencias estadounidenses con autorización de un juez. En ellas, los sicarios también ordenaron desde Estados Unidos que se involucrara a policías en la detención de los estudiantes.

Grabadas a través de mensajes de Blackberry, estas conversaciones telefónicas forman parte de un expediente judicial de ocho jefes de GU que están detenidos en una cárcel de Illinois por tráfico de droga, pero no han sido interrogados por los hechos de Guerrero.

Algunas transcripciones de los mensajes han sido compartidas por el Gobierno estadounidense con la Procuraduría General de la República (PGR). Asimismo, parte de ellas se han compartido en distintas reuniones con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y familiares de los 43 estudiantes que siguen desaparecidos.

Nos faltan más de 43

El dato que hoy ha vuelto a poner en la mira el caso de Ayotzinapa es un número mayor de desaparecidos que el reportado hace cuatro años por las autoridades mexicanas. Los mismos sicarios en Chicago comentan versiones diferentes de esta cifra e ignoran el paradero de los estudiantes.

En una de las conversaciones, según Reforma, los delincuentes hablan de "60 paquetes" en alusión al número de personas capturadas y posteriormente desaparecidas. Una semana después de los hechos, Pablo Vega, uno de los capos detenidos en Chicago, afirma en otro mensaje a 'Covra' que hay "50 chavos desaparecidos", quien le responde:

En la madre. Tantos dónde los metieron? Tantos.

Hasta ahora, solamente se han encontrado los restos de uno de los jóvenes y se han detenido a 120 personas, de las cuales cuatro son sospechosas de tentativa de homicidio u homicidio, según información oficial. Ahora, las nuevas pistas dejan nuevas dudas y reclamos para el Gobierno mexicano.

De esta manera, una vez más la tecnología ha ayudado a encontrar pistas en un caso policial. En Alemania, investigadores alemanes usaron datos de la aplicación Apple Health como evidencia en un caso de violación y asesinato. Por otro lado, la policía de Colorado (Estados Unidos) acudió a Snapchat en un caso de asesinato por drogas en el que creen que la víctima y los sospechosos pactaron mediante mensajes en la app un trato de drogas que derivó en el homicidio.