Mark Zuckerberg está en un aprieto. Las numerosas demandas interpuestas por usuarios y la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos han marcado un antes y un después para Facebook y las repercusiones de Cambridge Analytica siguen llegando. La investigación que puso todo patas arriba determinó que el triunfo electoral de Donald Trump en 2016 estuvo marcado por las actividades de la empresa de análisis de datos. Las respuestas van aumentando cada vez más ante uno de los escenarios más polémicos en un contexto político.

Mientras tanto, en América Latina están empezando a investigar las repercusiones de Cambridge Analytica, sobre todo en México, donde se han encendido todas las alarmas por el peligro de injerencia en las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio. Sin embargo, hasta ahora no se ha presentado ninguna demanda y las medidas están basadas en requerimientos para arrojar más luz a la presunta operación de Cambridge Analytica en México.

La app Pig.gi fue el punto de partida para las operaciones de la compañía británica en el país. A través de esta aplicación, se intentó extraer datos para las elecciones presidenciales. Pig.gi decidió poner fin a sus relaciones con Cambridge Analytica aunque, hasta el momento, no se ha podido confirmar hasta qué punto logró la empresa su objetivo. La app contaba con 1.2 millones de usuarios en México y Colombia, donde ofrecía tiempo gratuito de uso y datos a cambio de ver anuncios y completar encuestas. Algunas de estas se llegaron a realizar en México a mediados de 2017.

En Colombia, el Gobierno ha ordenado el bloqueo temporal de la aplicación por el "potencial riesgo frente a un indebido y masivo tratamiento ilegal de los datos personales de miles de colombianos recogidos". Asimismo, todos los vínculos con la sociedad Farrow, empresa desarrollada de Pig.gi, han sido igualmente bloqueados.

Sin embargo, en México la app sigue estando disponible para su descarga. Aunque Pig.gi anunció el fin de las relaciones con Cambridge Analytica, no se han mostrado evidencias de que los datos de los mexicanos puedan seguir siendo recabados para fines políticos.

A este problema se une la investigación del medio británico Channel 4, que puso de evidencia la colaboración del Partido Revolucionario Institucional (PRI) hasta enero de 2018. Además, el reportaje sostiene que los jefes de Cambridge Analytica tenían una oficina abierta en la capital mexicana y que se reunieron con varios partidos políticos.

Por su parte, el PRI ha negado las acusaciones y afirmó que "ante las notas publicadas en diversos medios de comunicación, se informa a la opinión pública que nunca ha contratado a Cambridge Analytica".

Hasta el momento, todos los posibles actores en México relacionados con la empresa responsable de recabar datos para las elecciones han negado el vínculo. Pig.gi sostiene que no ha violado las leyes mexicanas ni colombianas y que no se ha recogido información de los usuarios de manera ilícita. El PRI también señala que no tiene ni ha tenido relaciones con Cambridge Analytica. Lo que sí parece estar claro es que, a pesar de las negativas de los personas posiblemente involucradas, la compañía sí estuvo en México y sí tuvo contacto con personalidades políticas y aplicaciones.

Pocos esfuerzos

Las evidencias de la peligrosa operación de Cambridge en México siguen aumentado pero, hasta el momento, las consecuencias son prácticamente inexistentes. Mientras que en Estados Unidos se han presentado varias denuncias y se están llevando a cabo investigaciones por parte de las autoridades, Colombia ha bloqueado el posible nexo de la compañía en el país. En México, sin embargo, las denuncias han sido prácticamente inexsitentes y los organismos que prometieron arrojar más luz el caso no han presentado nuevas pruebas.

Por el contrario, ha sido un reportaje de un medio extranjero el que ha señalado el presunto vínculo con el PRI. El Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) afirmaron que centrarían sus esfuerzos en proporcionar nuevos datos pero, hasta la fecha, no se han publicado más pistas sobre Cambridge Analytica en México.

El INE sí afirmó tomar medidas, aunque sus facultades para actuar al respecto no están del todo claras. Más allá de los posibles peligros en seguridad, "lo que le interesaría al INE es si el gasto fue el que se fiscalizó y el que fue reportado", explicó Luis Fernando García, director ejecutivo de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D).

En entrevista con Hipertextual, García puntualizó que el INAI anunció que colaboraría en las investigaciones de otros países, pero no han iniciado la suya propia.

Es bastante ejemplificador la ausencia de facultad política de las autoridades para esclarecer este tipo de hechos.

La organización civil Son Tus Datos volvió a pedir al INE que la investigación debe seguir avanzando y que, más allá de la consultoría política, es necesario poner el foco en la desarrollada de Pig.gi, Farrow, y en otras empresas como Mowisat Corporation y Collinscoom. Estas estuvieron disponibles en Facebook y pudieron haber sido la herramienta para recabar datos de mexicanos para las elecciones.

Por otro lado, el PRI ha negado que Cambridge Analytica haya sido contratado para las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio, aunque no han dado detalles sobre otros procesos electorales como la designación del Gobernador del Estado de México en junio de 2017. Alfredo del Mazo, del PRI, ganó las elecciones.

Cada vez se muestran más evidencias sobre otras aplicaciones, además de Pig.gi, que podrían haber tenido una influencia en el país. A pesar de ello, las investigaciones nacionales parecen estar en stand by y no se ha conseguido reflejar hasta qué punto la empresa tiene un pie en México.

"Hasta que no se construya un vínculo es dificl saber cómo han actuado y las consecuencias. Estamos en uan situación sin investigación, y esta tienen que hacerla las autoridades que tienen facultades", sentenció Luis Fernando García.

Las campañas electorales ya han empezado y, con ellas, llegan tres meses de promesas, contiendas e intentos de desprestigiar a los candidatos. Ahora más que nunca es necesario contar con las herramientas necesarias para contar con un sistema limpio y libre de injerencias. Cambridge Analytica ya está en el punto de mira alrededor del mundo pero sigue siendo relevante identificar sus vías de operación en el país para evitar posibles futuros acuerdos con partidos políticos, empresas y aplicaciones.

👇 Más en Hipertextual