Existen muchas maneras con las que Cambridge Analytica puede influir en las elecciones de México. Al parecer, lo hizo en Estados Unidos, en Reino Unido y podría haberlo hecho también en el país si no hubiera sido por la investigación que sacó a la luz sus prácticas para favorecer a candidatos. Más de 50 millones de datos de Facebook fueron robados y utilizados para conseguir el resultado esperado en los comicios de 2016 que dieron la victoria a Donald Trump. Ahora, se han iniciado las investigaciones para saber si la empresa de análisis de datos llegó a México en algún momento y si ya cuenta con algún cliente interesado en ganar las elecciones el próximo 1 de julio.

A unos días de que se inicien las campañas, el Instituto Nacional Electoral (INE) ha anunciado que está revisando las presuntas operaciones de Cambridge Analytica. Hasta el momento, el organismo había señalado a través de su consejero presidente, Lorenzo Córdova, que no tenían conocimiento de que la empresa estuviera presente en el país. Esta declaración se enmarca después de que la app Pig.gi cortara las relaciones con Cambridge por intentar extraer datos de clientes en México y utilizarlos para favorecer a uno de los candidatos.

Pig.gi intentó poner fin a estas prácticas zanjando la relación que pudo permitir que la empresa obtuviera información desde su aplicación, pero el problema va mucho más allá. Analytica podría tener otros socios en el país, posiblemente partidos políticos a los que puede favorecer, y este es precisamente el objetivo del INE al iniciar su investigación.

Después de que expertos afirmaran que sin la actuación de la empresa Donald Trump no hubiera ganado o que el resultado de la votación del Brexit hubiera sido diferente, México no quiere ser el siguiente objetivo de Cambridge Analytica.

Los posibles alianzas de Cambridge Analytica en México

Hasta ahora, no se había presentado ninguna denuncia contra Cambridge Analytica en México pero, a raíz del escándalo, los partidos políticos han empezado a tomar medidas. Morena, partido fundado por el candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pidió al INE que investigara si el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tuvo algún tipo de acuerdo con la empresa que ha provocado la polémica.

El representante de Morena en el INE, Horacio Duarte Olivares, puso una queja ante el instituto para que se den detalles sobre las relaciones entre el partido político y redes sociales. Una de las hipótesis apunta a que Cambridge Analytica pudo haber llegado a México a través de Jared Kushner, yerno de Trump, para firmar un contrato con el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Por su parte, el Partido de Acción Nacional (PAN) pidió también al INE que confirme si existe alguna vinculación entre la empresa del momento y cualquier partido político en el país para que se tomen las medidas correspondientes en el caso de que haya alguien involucrado.

"El director de dicha empresa [Cambridge Analytica] realizó declaraciones asegurando que ofrecen tácticas sórdidas para desacreditar políticos, señalando que dichas actividades ya han sido realizadas en países latinos como México", resumió el PAN en su queja presentada ante el INE.

Los otros actores en el escándalo

Además del organismo, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) informó el pasado domingo 25 de marzo que establecerá un canal de comunicación con la Oficina del Comisionado de Información de Gran Bretaña y con la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos (FTC) para tener más información sobre la actuación Cambridge Analytica en México, la cual no ha sido todavía confirmada.

"Asimismo, el INAI buscará un acercamiento con el sector privado y organizaciones de la sociedad civil para analizar las prácticas de microfocalización o microtargeting en México, que se utilizan para crear mensajes personalizados que involucren a las personas en función de sus perfiles psicológicos únicos, y desarrollar propuestas de buenas prácticas al respecto", añadió el instituto en un comunicado.

Con motivo de la polemica, el INAI publicó una serie de consejos para el tratamientos de los datos personales en la credencial para votar.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador afirmó que Cambridge Analytica había sido contratada por empresarios mexicanos para dar inicio a una guerra sucia en su contra ante su tercera postulación para presidente de la República. Según afirmó el político, la empresa utiliza información del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) para recabar datos.

Hasta el momento, que Cambridge Analytica haya operado en México es algo que no podemos confirmar aunque se ha convertido en la herramienta perfecta para dar comienzo a los enfrentamientos entre los partidos políticos antes de las elecciones.

Las campañas están a pocos días de empezar y, si llegara a confirmarse la alianza entre Cambridge Analytica y un partido político, este podría ser el argumento perfecto para atacar al candidato a la presidencia hasta el 1 de julio. Por otro lado, tendrían que investigarse hasta dónde llegaron los lazos y si el intento por interferir en las elecciones puede tener una repercusión directa en la carrera presidencial.