Román Escolano, el nuevo ministro de Economía, Industria y Competitividad, ha comparecido en el Congreso de los Diputados para contestar a las preguntas del PSOE y de Unidos Podemos durante la Sesión de Control al Gobierno. El aragonés, que sustituyó recientemente a Luis de Guindos como titular de la cartera que gestiona las políticas de I+D+i, ha asegurado que «cree en la ciencia», con la que tiene «un compromiso personal». Su respuesta ha llegado después de que la diputada socialista María González Veracruz le afeara «la política de recortes, menos ejecución y menos presupuesto» que, junto con «las trabas administrativas», han provocado un regreso a los niveles de hace una década.

González Veracruz ha recordado los datos difundidos por la Fundación COTEC, basándose en las cifras del Ministerio de Hacienda, en los que se muestra que solo se gasta uno de cada tres euros presupuestados para I+D. «Usted no quiere ser ministro de Ciencia y esto es una pésima noticia para la ciencia, para la innovación y para nuestro país», ha criticado la diputada del PSOE. Como respuesta, Escolano ha sostenido «que no se puede mezclar la ejecución del capítulo no financiero [subvenciones] con la del capítulo financiero [préstamos] y calcular una media». El ministro de Economía ha señalado que las subvenciones destinadas a la I+D pública tiene «un altísimo nivel de ejecución», que supuso el 99% en el año 2017.

La baja tasa de ejecución presupuestaria en ciencia se debe a las partidas en forma de préstamos. «No es adecuado hablar propiamente de ejecución, sino de absorción, porque se trata de créditos destinados al sector privado. No se trata de un dinero que esté concedido en los Presupuestos, sino uno de los techos de autorización de posibles préstamos que se aplican en mayor o menor medida según la demanda del mercado», ha afirmado Escolano. El ministro de Economía se ha comprometido a «repasar y revisar los préstamos» que concede el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) «para adaptarlos mejor al mercado y ver en qué áreas hay que trabajar». Según recordaba Jorge Barrero, director general de COTEC y antiguo jefe de Gabinete de la anterior ministra de Ciencia, Cristina Garmendia, «en 2016 se ejecutaron vía créditos 863 millones para I+D+I. En 2009 fueron 3.875».

«La realidad les está superando. Son ustedes un engaño y su propia explicación les delata. No es una interpretación del Partido Socialista, son los datos de su Gobierno, del Ministerio de Hacienda y de la Intervención General los que dicen que del Presupuesto que ustedes pintaron no han ejecutado ni el 30%. Uno de cada tres euros», ha lamentado González Veracruz durante la Sesión de Control. La diputada socialista ha reconocido que «es más difícil ejecutar los préstamos», pero que la situación actual «viene de un recorrido en el que [el sistema de I+D] ya ha acumulado recortes históricos que nos han retrotraído una década«. Pese al ligero aumento de la inversión en ciencia que contempla el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado 2018, ese incremento no compensa el hachazo histórico acumulado durante los últimos años. España se sitúa a la cola de los grandes países europeos con un gasto en I+D del 1,19% sobre el PIB, una realidad que «hipoteca el futuro», según aseguraba ayer mismo la Confederación de Sociedades Científicas (COSCE).

Más cerca del estatuto de los investigadores predoctorales

Posteriormente ha sido el turno de María Rosa Martínez Rodríguez, de Unidos Podemos, quien ha preguntado al Gobierno acerca del «bloqueo administrativo y financiero de la investigación pública». La diputada ha recordado el estado crítico de algunos emblemáticos organismos públicos de I+D, como el Instituto Español de Oceanografía, el INIA o el CIEMAT. Todos ellos, con la salvedad del INTA —que también cuenta con estudios en materia de Defensa—, han visto recortado su presupuesto en los últimos años y se enfrentan a graves problemas de precariedad laboral y trabas burocráticas, según han denunciado los científicos. «Su Gobierno es perfectamente consciente de la situación», ha criticado Martínez Rodríguez.

La diputada ha lamentado también que Carmen Vela, titular de la Secretaría de Estado de I+D+i, no tenga «la suficiente fuerza política» para revertir la situación, especialmente ante los problemas de Hacienda. «Lo deseable sería que usted», en referencia a Escolano, «se implicara personalmente» para solucionar la situación de la ciencia española. Martínez Rodríguez ha descrito los recortes en materia de I+D como «consolidados» al suponer «un frenazo al ciclo de crecimiento en el sistema de I+D+i, que ha llevado a la desaparición de puestos de trabajo y en el número de proyectos». Según datos de la Fundación COTEC, nuestro país ha perdido más de 21.000 empleos en investigación durante la última década. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), por ejemplo, ha visto reducida su plantilla en los últimos cinco años con 4.000 trabajadores menos, según un reciente informe de Comisiones Obreras.

La diputada de Unidos Podemos también ha lamentado que el pago de las cuotas a organismos internacionales, como el CERN, se realice «con dos años de retraso». En los minutos finales de su intervención, Martínez Rodríguez también ha hecho hincapié en los problemas de contratación que sufren a diario los investigadores. «Se reduce la competitividad frente a centros de investigación extranjeros, que tienen una gestión mucho más ágil. Es un desprecio hacia el trabajo [de los científicos]», ha asegurado en sede parlamentaria. «La modificación de estas normas es una cuestión de sentido común. No tiene ideología alguna. ¿Tan difícil es de ver lo que está pasando con la ciencia?», se ha preguntado la diputada, que ha culpabilizado a Hacienda de la situación actual de la investigación en España.

El ministro Román Escolano, en respuesta a la intervención de Unidos Podemos, ha reivindicado «su compromiso personal y su interés por el sistema de ciencia». «Para mí la I+D son fundamentales para fomentar la competitividad y consolidar el nuevo patrón económico de crecimiento», ha asegurado en el Congreso de los Diputados.

Escolano, que ha calificado a la ciencia de «palanca de futuro», ha enumerado entre los resultados positivos de los últimos años el aumento de la inversión privada en I+D y el incremento de los fondos europeos obtenidos por los investigadores. El titular de la cartera de ciencia ha destacado tres frentes en las políticas que abordará a partir de ahora, una vez que ha asumido la responsabilidad que tenía hasta ahora Luis de Guindos como titular de la cartera de Economía, Industria y Competitividad.

El primero es la reducción de la carga administrativa, teniendo en cuenta «que se gestionan y manejan fondos públicos», ha dicho. El segundo reto se centra en solventar la alta temporalidad en algunos centros de investigación —por ejemplo, en el CSIC el 43% de los empleos son temporales, según Comisiones Obreras. En ese sentido, el ministro ha asegurado que el Estatuto para el Personal Investigador en Formación, que regularía la situación de los contratos predoctorales, podría quedar «listo a finales de este mismo mes». El último desafío, según ha dicho en el Congreso, es garantizar «una financiación suficiente». «Alcanzar un 2% de inversión en I+D [sobre el PIB] en 2020″, ha destacado entre sus objetivos Escolano, un porcentaje que, no obstante, ya se había comprometido a alcanzar el Gobierno para 2010. El ministerio ha terminado su intervención pidiendo el apoyo de los grupos políticos para sacar adelante el proyecto de los PGE 2018, una aprobación que por el momento no está garantizada.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.