Fuente: Unsplash

El descenso descontrolado de Tiangong-1 a la Tierra ha marcado, sin lugar a dudas, los primeros compases de abril. La estación espacial, la primera que China logró poner en órbita, reingresó a la atmósfera a las 00:15 h GMT del lunes 2 de abril. Su entrada se produjo sobre el sur del Pacífico, sin ocasionar daños personales ni materiales. Tiangong-1 siguió la estela de otras estructuras que cayeron a nuestro planeta sin control, como sucedió con la estación norteamericana Skylab durante los setenta, y que tampoco provocaron ningún problema.

Tras el fin de la estación espacial china, el cuarto mes del año nos regalará algunos eventos interesantes para los amantes de la astronomía. Aunque abril no es un mes tan destacado para mirar al cielo como otras épocas del año, desde Hipertextual repasamos los fenómenos más importantes que se avecinan en las próximas semanas.

La Luna en abril

Fuente: Pixabay.

El próximo 8 de abril, la Luna estará en cuarto menguante; ese mismo día, el satélite estará en el apogeo, es decir, en el punto más alejado de nuestro planeta en su órbita elíptica alrededor de él. El 20 de abril, el satélite natural de la Tierra se localizará en el perigeo, el punto más cercano a nuestro planeta. Por último, la Luna estará en cuarto creciente el 22 y en fase llena el día 30 de abril.

Dos lluvias de estrellas poco intensas

Imagen de archivo de varios meteoros. Fuente: Ryan Hallock (Flickr)

El cuarto mes del año contará con dos lluvias de estrellas no demasiado conocidas, las líridas y las pi-púppidas. El pico máximo de actividad de estos meteoros, cuyos fragmentos se observan como puntos brillantes desde la superficie al incendiarse en la atmósfera, será el 22 y 24 de abril, respectivamente. Las líridas contarán con una actividad máxima de 18 meteoros por hora, mientras que las pi-púppidas tienen una tasa de actividad variable, según el Observatorio Astronómico Nacional.

Venus, al atardecer

La Luna y Mercurio, a escala. Fuente: NASA/Universidad de Manchester

Durante este mes no disfrutaremos de fenómenos como eclipses de Sol ni de Luna. En cuanto a la posición de los planetas, destaca la conjunción entre la Luna y Mercurio del próximo sábado 14 de abril. Este evento sucede cuando ambos cuerpos son visibles desde la misma longitud celeste al ser observados desde la Tierra.

Por último, el 29 de abril, según el Instituto de Astrofísica de Canarias, se producirá la máxima elongación al este de Mercurio, es decir, el ángulo aparente entre este mundo y el Sol será el mayor posible. Este mes, al igual que sucederá durante toda la primavera, Venus será visible en el cielo después del atardecer, mientras que Marte y Saturno podrán contemplarse al amanecer.

Fe de erratas: en el artículo inicialmente publicado se señaló, por error, que en abril habría dos plenilunios y que el segundo era conocido como ‘Luna azul’. Sin embargo, este mes solo contará con una Luna llena, que ocurrirá el 30 de abril.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.