El próximo 1 de julio, los mexicanos saldrán a las urnas para votar al próximo presidente de la República. Enrique Peña Nieto dice adiós en un momento político en el que Andrés Manuel López Obrador (AMLO), del partido Morena, parece liderar las encuestas, Ricardo Anaya es el candidato de la coalición Por México al Frente (integrada por el Partido de Acción Nacional, el Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática) y José Antonio Meade se perfila como la persona encargada de que el Partido de la Revolución Institucional (PRI) vuelva a estar seis años más en el poder. Durante la Semana Santa, se iniciarán las campañas que darán inicio al proceso electoral. En ese momento, empezará el período que marcará el futuro de México, y los mexicanos no quieren que se repita lo que pasó en Estados Unidos en 2016.

Noticias falsas, bots, suplantación de identidad en redes sociales, recabo de datos personales… La injerencia rusa en las elecciones que dieron la victoria a Donald Trump pusieron de relieve la importancia de contar con mecanismos que eviten fenómenos como el Russiagate, que tuvo como objetivo interferir en la opinión pública y, con ello, en el resultado de los comicios.

No habrá solución a noticias falsas, según encuesta

Por ello, varios medios de comunicación y organizaciones se han unido para crear Verificado2018, un proyecto para intentar evitar la propagación de las noticias falsas y garantizar, en la medida de lo posible, la independencia del voto. Animal Político lideró esta indicativa y convocó a otros medios y asociaciones hasta llegar a los más de 60 miembros.

El objetivo es «frenar las noticias falsas, hacer todo lo posible por frenar toda clase de desinformación que surja y que se difunda con motivo del proceso electoral y que pretenda obstaculizar que los ciudadanos ejerzan su derecho al voto», explicó Tania Montalvo, editora general de Animal Político y coordinadora de Verificado 2018, en entrevista para Hipertextual.

Otro de los puntos importantes que pretenden conseguir con la iniciativa, es según Montalvo, que los ciudadanos tengan un voto informado a través de la verificación de los discursos de los candidatos. Estas medidas buscan «evitar que para los políticos sea sencillo que digan mentiras o que utilicen datos manipulados en sus discursos».

El trabajo de los medios y asociaciones se basa en un ejercicio de fact checking, centrado en analizar declaraciones o hechos publicados en medios de comunicación o redes sociales para determinar si la información es falsa. Por ello, Verificado2018 no se trata de una medida iniciada por el Gobierno, ni viene acompañada de una regulación como en el caso de Francia.

Emmanuel Macron da comienzo a la lucha contra las noticias falsas

En un contexto en el que las noticias falsas se han propagado en muchos países y en el que el Russiagate se ha convertido en un escándalo que ha afectado a países como Estados Unidos y Reino Unido en la votación del Brexit, el fin de esta iniciativa mexicana es evitar que los datos e información falsa sea el medio de información de los ciudadanos. Lo importante es lograr acabar con este tipo de noticia «venga de donde venga, ya sea de una injerencia, de las mismas oficinas de los candidatos, de los ciudadanos que lo hagan por diversión, por atacar a un candidato, por ganar dinero, por viralizar, etc. No importa de donde provenga la información falsa, lo importante es frenarla», sentenció Tania Montalvo.

En la página web de verificado.mx y con el hashtag #Verificado2018 se encuentran todas las noticias falsas identificadas y aclaradas hasta el momento por los convocantes y los aliados de este proyecto. Este lunes se cumple la primera semana desde que Verificado2018 empezó a funcionar y, durante estos siete días, se han desmentido noticias como que el libro de AMLO fue el más vendido de 2017, que el actor Gael García Bernal afirmó que el voto inteligente debería ser para el candidato de Morena o que César Duarte no enfrentará a la justicia.

El peligro de regular las noticias falsas

Ante el auge de noticias falsas, algunos gobiernos se han puesto en marcha para intentar acabar con estas campañas de desinformación. Artículo 19, organización independiente por los derechos digitales, es uno de los miembros de Verificado2018 aunque no es muy partidario de ciertas medidas que se están planteando para frenar el fenómeno.

El proyecto propuesto por Animal Político es un ejercicio de de fact checking, de verificación de la información aunque, como ya comentamos, no propone una regulación específica. Lo ideal sería que las redes sociales estuvieran libres de estas noticias pero el intentar limitarlo puede suponer un peligro. «Combatirlas [las noticias falsas] puede tener un riesgo que limitaría la libertad de expresión y, sobre todo, provocaría que se conviertan en un mecanismo de exclusión o para no dar espacio a la multiplicidad de discursos», alerta Vladimir Cortés, oficial adjunto del Programa de Derechos Digitales de Artículo 19, en entrevista.

Mientras que Verificado2018 pretende revisar la información y contrastar las fuentes, están surgiendo varias ideas que plantean retos legislativos sobre las fake news. Cortés afirma que estas iniciativas, en la manera en la que se plantean, buscan limitar la presencia de las noticias falsas, aunque el precio a pagar es caro.

En algunos países esto se ha convertido en un método de persecución para periodistas o defensores de derechos humanos que, a ojos de las autoridades, les acusan de difundir fake news. Si estas legislaciones aplicaran en países como Estados Unidos varios periodistas del New York Times ya estarían en la cárcel.

Vladimir Cortés apunta a que en los países en los que se ha fomentado la regulación, como Francia, son precisamente en los que las noticias falsas han tenido menos repercusión. Según un estudio de Oxford citado por el oficial adjunto del Programa de Derechos Digitales, menos del 1% de las personas que utilizan internet en el país llegaron a leer este tipo de noticias, en comparación con el consumo de medios de comunicación tradicionales.

A pesar de que algunas medidas pueden ayudar a frenar el auge de las noticias falsas, Vladimir Cortés subraya la importancia de que, finalmente, sean las personas las que puedan identificar una información de este tipo. Los mismos usuarios podrían tener la capacidad de fact checking antes de compartir una noticia en redes sociales.

En el caso de las cadenas de WhatsApp, muchas personas siguen compartiendo un dato sobre el que no se sabe el origen pero que tiene un efecto en muchas personas. «Si desde los mismos intermediarios se promueve la alfabetización digital y mediática, desde la sociedad civil se pueden generar vínculos que den elementos para identificar información falsa; en lugar una nueva ley se tiene que trabajar con los usuarios», concluyó Cortés.

Todavía faltan algo más de tres meses para que los mexicanos salgan a votar por un nuevo presidente. Justo antes de los inicios de las campañas, se ha dado inicio a este proyecto que busca aclarar la información de origen y contenido dudoso que circula en redes sociales o medios de comunicación. Evitar completamente una injerencia como la de Rusia es difícil pero, mientras tanto, Verificado2018 intenta que, por lo menos, los mexicanos puedan votar basándose en datos reales y verificados.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.