El accidente de un coche autónomo de Uber, que provocó la muerte de una mujer de 49 años en Arizona, está empezando a tener consecuencias. Uber afirmó que ha suspendido las pruebas con sus coches sin conductor y Toyota anunció que tomará la misma medida.

El fabricante, que empezó a realizar viajes autónomos a principios de este año en Estados Unidos, ha tenido en cuenta el efecto emocional de sus conductores en prueba, por lo que ha decidido detener temporalmente su plan para que sus coches circulen por la vía pública.

Según afirmó el informe policial, "está muy claro que habría sido difícil evitar esta colisión en cualquier tipo de conducción (autónoma o humana) basándonos en cómo la mujer fue desde las sombras hacia la carretera". Al parecer, la víctima del accidente apareció por una calle en la que no había un paso de zebra. El poco (o nulo) tiempo de reacción apunta a que no fue culpa de la tecnología autónoma de Uber ni del conductor de seguridad que iba al volante.

https://hipertextual.com/2018/03/uber-autonomo-mata-mujer

Sin embargo, Toyota es consciente del efecto de este accidente en sus conductores de prueba y de las consecuencias que esto puede causar, por lo que ha preferido cortar por lo sano y suspender temporalmente los viajes autónomos. "No podemos especular sobre la causa del incidente o lo que puede significar para la industria de conducción automática en el futuro. Debido a que creemos que el incidente puede tener un efecto emocional en nuestros conductores de prueba, hemos decidido detener temporalmente nuestras pruebas en modo Chofer en carreteras públicas", afirmó el fabricante en un comunicado.

El accidente ha llegado poco después de que Toyota se aliara con Uber y otras empresas de transporte privado para lanzar su proyecto e-Palette, un vehículo autónomo y modular que pretende funcionar como un servicio de transporte y de entrega de productos a domicilio.

Por otro lado, el fabricante había empezado a probar sus coches autónomos en Arizona junto con otras compañías líderes en el sector como Waymo. A pesar del gran avance en la tecnología y en la seguridad, este accidente pone de relieve que, al igual que en los coches tradicionales, pueden ocurrir accidentes.

https://hipertextual.com/2018/03/tri-ad-compania-toyota-crear-su-propia-tecnologia-autonoma

Precisamente la prevención de estos imprevistos ha sido el objetivo de Toyota desde que empezó a centrar sus esfuerzos en la tecnología autónoma. Para poder seguir hacia delante, la empresa anunció su asociación con Aisin Seiki y Denso para crear una compañía centrada en el desarrollo de un software de conducción autónoma.

El Toyota Research Institute-Advanced Development, o TRI-AD, contará con una inversión de 2.8 mil millones de dólares y se contratarán alrededor de 1.000 empleados.

El accidente de Uber parece haber puesto en pausa uno de los proyectos más ambiciosos del fabricante de automóviles. A pesar de que no se ha especificado por cuánto tiempo planea la compañía seguir con la suspensión, está claro que este percance no acabará con la estrategia del fabricante para hacerse un lugar en el mercado de los vehículos autónomos, aunque puede aumentar las precauciones que lleve a cabo para lograr su objetivo.