Un día como hoy hace veintinueve años, un joven investigador del CERN llamado Tim Berners-Lee desarrolló el primer borrador que acabaría dando lugar a la World Wide Web. Aquella propuesta definió la web y el hipertexto, dando pie al nacimiento años después de internet. Para celebrar este aniversario, y como ya viene siendo tradición, el creador de la WWW ha publicado un manifiesto en el que defiende lo que a su juicio debería ser el futuro de la red.

"Lo que una vez fue una rica selección de blogs y páginas web se ha comprimido bajo el peso poderoso de unas pocas plataformas dominantes", denuncia en su carta. Estas plataformas, asegura Berners-lee, son capaces de bloquear sus posiciones creando barreras de cara a sus competidores. El experto alerta "que el poder se concentre en tan pocas empresas", una situación que se ha agravado con la difusión de "teorías de la conspiración en las redes sociales, falsas cuentas de Twitter y Facebook que alimentan tensiones sociales, la injerencia de terceros en las elecciones o el robo de datos personales".

Sir Tim Berners-Lee, que ha titulado su manifiesto con el impactante título de La web está bajo amenaza, destaca que el futuro de la red no afecta solo a los que ya están conectados, sino a los que aún no tienen acceso a internet. "La poderosa economía digital exige estándares sólidos que equilibren los intereses de las empresas y los ciudadanos online. Esto implica pensar cómo alineamos los incentivos del sector tecnológico con los de los usuarios y la sociedad en general", ha explicado el impulsor de la Web Foundation. En el pasado, Berners-Lee también se había posicionado a favor de la neutralidad de la red y de la creación de una constitución de internet.

https://hipertextual.com/2014/03/world-wide-web-25-aniversario

El acceso a internet, sinónimo de desigualdad

"Por primera vez, cruzaremos el punto de inflexión en el que más de la mitad de la población mundial estará online", afirma Tim Berners-Lee, que invita a los lectores a reflexionar sobre dos cuestiones que marcarán internet en los próximos años. "¿Cómo conectamos a la otra mitad del mundo? ¿Estamos seguros de que el resto del mundo quiere conectarse a la web que tenemos en la actualidad?", se ha preguntado el creador de la World Wide Web. La falta de acceso a la red afecta especialmente a las mujeres pobres que viven en entornos rurales o en países en vías de desarrollo, asegura Berners-Lee, lo que representa una demostración de la desigualdad.

En 2016, Naciones Unidas declaró el acceso a internet como un derecho humano. "Pero hasta que sea asequible para todos, se seguirá negando a miles de millones [de personas] este derecho básico", critica Berners-Lee. El creador de la web sostiene que "se deben apoyar políticas y modelos de negocio que expandan el acceso a los más pobres del mundo a través de soluciones de acceso público, como redes para comunidades e iniciativas de Wi-Fi públicas", añade en su manifiesto, hecho público hoy coincidiendo con el aniversario de la World Wide Web.