El 7 de julio del 2007 (07-07-07) fue una fecha especial pues se dio a conocer la lista definitiva de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Se llegó a ella por un sistema de votación en donde participaron personas de todo el mundo. Los sitios elegidos fueron presentados en una gran ceremonia realizada en el Estádio da Luz en Lisboa, Portugal.

La estatua Cristo Redentor, en Río de Janeiro (Brasil), El Coliseo, en Roma (Italia), Chichén Itzá, en la península de Yucatán (México), La Gran Muralla China, en China, Machu Picchu, en Cuzco, (Perú), Petra, en Jordania y El Taj Mahal, en la ciudad de Agra (India) fueron reconocidas como Las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Además de este conjunto de construcciones (todas ellas realizadas por humanos) también existen Las Siete Maravillas Naturales. Pero antes de estas maravillas también existieron otras magníficas construcciones destacadas, conocidas como las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Estas maravillas fueron reconocidas como tales cuando el pintor neerlandés Maerten van Heemskrerck realizó en el siglo XVI siete cuadros representativos de cada lugar. Cada representación se basó en restos y evidencias aunque estas fueran difusas como sucedió con los Jardines Colgantes de Babilonia. Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo son:

  • La Gran Pirámide de Guiza
  • Los Jardines Colgantes de Babilonia
  • el Templo de Artemisa en Éfeso
  • la Estatua de Zeus en Olimpia
  • el Mausoleo de Halicarnaso
  • el Coloso de Rodas
  • el Faro de Alejandría

De las dos estatuas de la lista no se conserva ningún resto, aunque sí representaciones en monedas de la escultura en honor a Zeus. De los cuatro edificios de la lista han llegado hasta el siglo XXI descripciones, planos, representaciones, restos sólo en un caso, los de la Gran Pirámide de Guiza.

Maravilla de Maravillas

Tarjeta postal del siglo XIX con la pirámide de Guiza al fondo.

La Gran Pirámide de Guiza es la única Maravilla del Mundo Antiguo de la que se preserva una gran parte de su construcción. También es la única obra que figura en ambas listas, en la del Mundo Antiguo y en Las Siete Maravillas del Mundo Moderno y por si fuera poco es la más antigua de todas ellas.

Sin duda se trata de una construcción excepcional. Esta enorme pirámide, la mayor que se conserva en Egipto, fue realizada por orden del faraón de la cuarta dinastía del Antiguo Egipto Keops y se terminó de construir aproximadamente el 2570 a. C. Se piensa que su construcción fue dirigida por el arquitecto Hemiunu, quien fuera el chaty (el más alto funcionario después del faraón) en esa época.

Fue la primera en construirse en la Necrópolis de Guiza y es la mayor de las tres que conforman este complejo. Durante 3800 años fue el edificio más alto de la Tierra con sus 146 metros de altura, hasta que fue superada en el siglo XIV por el chapitel de la Catedral de Lincoln en Inglaterra. Su longitud alcanza los 230.348 metros, fue construida con unos 2,3 millones de bloques de piedra. Su recubrimiento original con piedra blanca caliza pulida se comenzó a perder desde un terremoto ocurrido en el siglo XIV y más tarde fue expoliada por los turcos otomanos para construir otros edificios.

Su Gran Galería, sus cámaras y sus canales y pasajes interiores la han convertido en un símbolo del mundo antiguo lleno de misterios que provocan admiración y la mar de especulaciones con poco rigor científico, pero también, por supuesto, las más destacadas investigaciones científicas. Cabe mencionar que La Gran Pirámide de Guiza forma parte del conjunto de Menfis declarado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, que comprende sus necrópolis y campos de pirámides (Guiza, Abusir, Saqqara y Dahshur); sin duda se trata de "La Maravilla entre las Maravillas del mundo".