El seguimiento parece ser masivo en la central de Amazon en San Fernando de Henares. Desde las 6 de la mañana, y manteniéndose desde hoy hasta mañana, ha empezado a acumularse el personal que hoy ha decidido dejar su puesto de trabajo para secundar los paros. La realidad es que se ha visto poca actividad dentro de la planta de la tecnológica ante la petición de mejora de las condiciones laborales y el intento de no perder algunos derechos.

En un principio, a la espera de que los trabajadores del turno de noche terminasen con su jornada, se apuntaba a un seguimiento del 90% de los empleados. Muy por encima del 75% que firmaba hace unos días el inicio de los paros ante imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre la renovación del convenio colectivo, atascado desde el 31 de diciembre de 2016. La última estimación, aportada por Comisiones Obreras, uno de los sindicatos mayoritarios que ha apoyado el movimiento de los empleados de planta, apunta a que el 98% de la plantilla ha faltado a su puesto de trabajo. Con una presencia puramente testimonial, citan en su comunicado, se calcula que no más de 40 trabajadores han optado por no apoyar el paro. Cabe destacar que, como se esperaba por el grueso de los empleados fijos, serían los de carácter temporal lo que verían más impedimentos a la hora de apoyar la huelga. Durante las últimas semanas ya se habían registrado presiones por parte de las ETT de Amazon, Manpower y Adecco.

Sin incidentes remarcables desde primeras horas de la mañana, salvo con algún empleado temporal y de la directiva que sí ha decidido entrar a su puesto de trabajo, la realidad es que por parte de Amazon se ha producido un silencio casi sepulcral; al menos en lo que a la huelga respecta. No han hecho comentarios al respecto de las cifras de seguimiento o los efectos del paro, pese a que ayer mismo, adelantábamos que las primeros retrasos ya se estaban haciendo notar en algunas entregas. Su único posicionamiento al respecto apunta a "un desarrollo normal de los turnos y la actividad". Ante la pregunta de si Amazon está cubriendo las solicitudes de pedidos con otras plantas, las de Francia por ejemplo, apuntan a que "todos los pedidos del centro serán gestionados por San Fernando, sin ninguna derivación".

Por un lado, la tecnológica ha decidido hacer un anuncio referente a la tarifa de uno de sus servicios más populares. La compañía ha decidido dejar de lado cualquier comentario sobre San Fernando de Henares para abordar el estreno de su plan mensual de Prime. Una medida también polémica por su seguro aumento en el precio anual para los próximos meses. Asimismo, Amazon sí que ha hecho una propuesta al grupo de empleados, la cual ha sido rechazada desde todo punto.

"Todos los empleados del centro de San Fernando de Henares recibirán un aumento sobre su salario base a partir del 1 de abril, que irá del 1,6% al 5,6% anual como parte de las nuevas condiciones del centro. Los empleados que comiencen a trabajar con nosotros recibirán un salario bruto anual de 19.790 €, que supone un 2,5% más que el de las condiciones actuales. Un empleado de nivel inicial con una antigüedad en Amazon de 4 años ganará anualmente21.041 € brutos, lo que representa un aumento del 5,6% en comparación con las condiciones anteriores".

Para el grupo de trabajadores es una medida insuficiente puesto que, a pesar de eliminar la congelación de los salarios propuesta por Amazon, la compañía deja de lado dos de los puntos más importantes: la reducción del precio de las horas extra y la disminución en el pago de las bajas por enfermedad. Según Carlos Gutierrez, de Comisiones Obreras, es el primer aspecto polémico el que genera más distorsión para Amazon. Y lo que es más importante, más gastos para la compañía. En términos generales, valoran desde el sindicato, la nueva propuesta empeora la situación actual. Por lo que, si no hay ninguna novedad en las próximas horas que se posicione del lado de los trabajadores, la huelga continuará hasta mañana 22 de marzo. Incluso, podrían existir réplicas en las próximas semanas.

👇 Más en Hipertextual