Los dos nuevos retoños de Huawei, bautizados como P20 y P20 Pro, permitirán desactivar el polémico notch en los ajustes del sistema.

El ajuste, una vez activado, recubre el área próxima al notch con un fondo negro que lo camufla sutilmente. En el modelo Pro, con una pantalla OLED, esta táctica resulta especialmente efectiva para ocultar el polémico elemento de diseño.

Cuando el iPhone X llegó a las tiendas, varios desarrolladores crearon aplicaciones y conceptos que ocultan el notch con técnicas similares. Apple, sin embargo, decidió no integrar un ajuste de este tipo en el propio sistema operativo —a diferencia de Huawei—.

Los nuevos teléfonos de Huawei, además de un diseño renovado, integran una prometedora cámara de hasta tres lentes que hace uso de la inteligencia artificial para enriquecer los resultados finales. También cuentan con baterías de gran capacidad, un procesador avanzado y, en el caso del modelo Pro, una pantalla con tecnología OLED casi sin marcos.