Cuando se hace referencia al mundo de los emprendedores, sin duda alguna uno de los que más ha hecho por este sector ha sido Amancio Ortega. El creador del imperio Inditex abrió un mundo de posibilidad allá por 1985, tanto a nivel empresarial como en el sector de la moda. Hoy, sigue siendo uno de los iconos internacionales en lo que a venta textil se refiere, con un modelo de negocio replicado y estudiado hasta la saciedad.

Sin embargo, un negocio que vive de la moda rápida, aquella que es de usar y tirar, la que busca traer a pie de calle las creaciones de los grandes (e imposibles economicamente hablando) diseñadores de moda, tiene sus claroscuros. Lo que empezó siendo el motivo de la creación de un blog de moda, El Diablo Viste de Zara, ha terminado siendo una broma de mal gusto para muchos diseñadores de moda a pequeña escala. Los creadores site querían reseñar, a precios económicos, las posibilidades que ofrecían Inditex o Mango a la hora de acceder a modelos de pasarela, copiados casi al 100% de los grandes de la moda. La cuestión cambio cuando Inditex, y su buque insignia, empezó a abrir el cerco: su objetivo ya no eran Gucci o Chanel, los diseñadores jóvenes y de éxito empezaron a llamar la atención del equipo de la textil.

Una de esas víctimas, a la que le ha tocado el turno en esa ocasión, ha sido Pompeii. La marca de zapatillas española, tanto de fabricación como de creación ideada por Cosme Bergareche, Jaime Garrastazu, los hermanos Jorge y Nacho Vidri e Iñaki Sánchez, ha tenido que enfrentarse al gigante Inditex por uno de sus modelos de zapatilla. Con un estilo muy personal, Pompeii es reconocible casi al instante; incluso si su modelo aparece en alguna de las webs de Inditex.

La voz de alarma la han dado los propios chicos de Pompeii a través de su cuenta de Instagram, medio a través del cual hacen prácticamente todas sus acciones comerciales y de contacto con sus clientes. En la red social, Pompeii pedía ayuda para hacer llegar a Inditex el mensaje.

Amig@s, necesitamos que nos ayudéis a mover una carta a ver si conseguimos que lo lean!

Dirigido a una de las personas más admirables de nuestro tiempo. «¿Por qué Amancio? Toda España admira lo que has construido, todo el mundo admira lo que representas. Has montado algo que nos hace estar orgullosos de España y de nuestra moda. Has construido algo visible, en todo el mundo, y desde 0. El sueño de todo emprendedor. Y sigues dedicándole tu vida, chapó y toda nuestra admiración. Entonces, la pregunta, es ¿por qué?¿Por qué con todo el talento que tenéis dentro, con todos los recursos de los que disponéis, hacéis esto?Son iguales, ¿verdad? Mismo diseño de grabado, mismo piso, misma combinación y mismo patrón. No lo necesitáis. Muchas marcas en España nos dejamos la vida por llegar a 100.000 clientes, por espabilar, por tirar de nuestras empresas hacia arriba. Por tirar de la moda española hacia arriba.

Nos han llamado de todo, pero esto, esto jode. Muchas veces piensas que es un halago, pero aún así, jode. No lo necesitáis, sois mejores que eso. Sois los mejores del mundo. Posiblemente nunca llegues a leer esto, pero desde nuestra admiración, así no. Esto no ayuda a la industria. No ayuda a la gente de 25 años que quiere hacer cosas. Peleando que es gerundio. Gracias a todos los que confían en nosotros!

Un abrazo. Jaime, Jorge y N

Hipertextual se ha puesto en contacto con Jaime Garrastazu para saber si, pese a lo publicado en Instagram, pretenden emprender acciones legales contra la compañía gallega. Garrastazu confirma que, de momento, han quitado las zapatillas de la web y «con eso se conforman». Añade también que, «antes de emprender acciones legales, quieren dar a entender lo frustrante que es que te quiten un trabajo por que es has luchado muy duro». De volver el modelo a alguna de las webs de la compañía, sí que plantearían algo más serio. Pese a todo, confirma, «esto es parte de la moda» y del día a día.

349 zapatillas y unos Alpino tienen la culpa del éxito de Pompeii

Una reincidencia demasiado constante

Esta cuestión no es la primera vez que ocurre en el complejo mundo de Inditex.

Laagam ya acusó a la firma por la copia de una camina. La marca de moda sí que emprendió acciones legales para retirar y destruir todos los modelos que se habían puesto a la venta. Tuesday Bassen, conocidos por su peculiares dibujos para decorar chaquetas o accesorios, también se vieron reflejados en una de las colecciones de primavera de Zara. En este punto, la respuesta de Zara dejó bastante que desear; según la compañía, estas acciones ayudaban a poner en el mapa a pequeños diseñadores. Y como ellos otros tantos.

Curioso fue el momento en el que varias influencers se vieron retratadas en camisetas: Miss Pandora, Le Blog Betty, Beware of my Heels o Tuana. Depepa y Sibling comprobaron como varios de sus diseños y estampados tenían su réplica en las grandes superficies de la marca.

En cualquier caso, Pompeii no es la única del momento que tiene sus pares de zapatillas en Inditex. La otra marca española, Muroexe cuenta con su réplica también en las estanterías de Zara.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.