Android está consiguiendo retener entre sus filas a un mayor número de personas que su rival en el mercado de dispositivos móviles, según revela un reciente estudio. Según el mismo, Android contaría con una tasa de retención del 91 por ciento en este último año, frente al 86% de usuarios de iOS que deciden volver a comprarse un terminal de la compañía de la manzana mordida cuando toca renovar el terminal.

Las disputas entre los usuarios de los dos sistemas operativos imperantes durante los últimos años, iOS y Android, han sido una constante a medida que las plataformas móviles y los smartphones ganaban tracción en el conjunto de la sociedad. Las bondades de una frente a otra han sido expuestas de mil y unas formas diferentes, cambiando de enfoque tantas veces como ha sido posible y utilizado cuantos argumentos estaban al alcance para intentar inclinar la balanza hacia uno y otro lado.

Consumer Intelligence Research Partners (CIRP), apunta hoy que 2017 ha sido un año en el que se ha visto especialmente esa tendencia por parte de los clientes de no cambiar tan fácilmente de plataforma, con un elevado porcentaje de permanencia en ambos sistemas. Así lo expresaba el cofundador de la firma que ha realizado el estudio:

Con solo dos sistemas operativos móviles en este momento, parece que los usuarios ahora eligen uno, aprenden a usarlo, invierten en aplicaciones y almacenamiento, y lo mantienen. Ahora, Apple y Google necesitan descubrir cómo vender productos y servicios a estas leales bases de clientes.

Un Android cada vez mejor

El avance de Android durante los últimos años es innegable, mejorando y construyendo una plataforma que cada vez guarda menos distancias con iOS en términos de rendimiento general a nivel global (no es lo mismo utilizar el sistema en el nuevo Galaxy S9 que en un teléfono de cien euros, razón por la cual también han lanzado versiones del sistema como Android Go). Esto, sumado al enorme abanico de posibilidades de las que se dispone a la hora de cambiar de smartphone, con cada vez más fabricantes sobre el terreno, hacen que sea fácil querer quedarse en el ecosistema de Google generación tras generación.

Esto es algo que tanto Apple como su rival intentan explotar al máximo, queriendo crear todo un entorno perfecto de accesorios y servicios que mantengan al usuario fidelizado a su plataforma durante el máximo tiempo posible. Cuando cambiar de teléfono, el principal dispositivo que se utiliza durante el día a día, implica que otros productos o complementos (como los AirPods, Apple Music o Google Home) vayan a funcionar de una peor manera, ya no es tan fácil dar el paso.

No obstante, todo esto tiene ciertos matices que es correcto señalar. Si el porcentaje de usuarios que se mantienen en Android es superior al de iOS, también lo es el número de usuarios que traicionan a Google para sumarse a las filas de Apple, dado que el volumen de personas que cuenta con un teléfono Android es ampliamente superior al de la plataforma rival. "Observar la cantidad absoluta de usuarios tiende a respaldar las afirmaciones de que iOS gana más usuarios anteriores de Android, que Android exusuarios de iOS", declaran desde CIRP.