"El Q4 ha sido un fuerte final de año", dice Jack Dorsey, CEO de Twitter, en la presentación de los últimos resultados trimestrales del año 2017 de la compañía. Y vaya si lo ha sido. Por primera vez desde que la plataforma comenzara echar a andar, allá por 2006, presenta un balance positivo en sus cuentas, un dato tremendamente importante después de que en los últimos tiempos se pusiera en duda la supervivencia a largo plazo de la empresa.

Frente a las pérdidas de 167 millones de dólares presentadas en el último trimestre de 2016, Twitter ha sido capaz de elevar ese balance hasta los 91 millones en positivo. Este es un hito que ya se esperaba desde el anterior trimestre, donde las pérdidas se redujeron a los 21 millones y que, por fin, ha terminado por suceder. Junto a ello, unos ingresos que también aumentan un 2 por ciento de año a año, sumando un total de 732 millones de dólares.

Más dinero, mismos usuarios

La nota discordante de estos resultados –que Twitter festeja igualmente– la ponen los usuarios mensuales activos, un número total que no ha conseguido moverse de los 330 millones del trimestre anterior, manteniéndose en un crecimiento del 4% si se compara con el Q4 de 2016. Se expectativa al respecto rondaba los 333 millones, por lo que ha sido una decepción para una red social cuyo crecimiento es uno de los ámbitos que más preocupan a los inversores.

Aún así, no todas las noticias son malas en lo que a los usuarios se refiere, puesto que el crecimiento de los usuarios activos diarios aumenta un 12% de un año para otro. Twitter no desvela cuál es el número exacto de personas que hacen uso de las red social a diario, pero las estimaciones se sitúan en torno a 170 millones de cuentas.

Esto parece indicar que los recientes cambios que se han estado realizando en la plataforma, todos enfocados a vivir lo que ocurre en el mundo "aquí y ahora", comienzan a dar sus frutos y logran captar el interés de los usuarios. Para elevar aún más esa tasa de interacción Twitter está preparando más cambios que, probablemente, veremos introducidos a lo largo del presente 2018, entre los que se incluye una nueva herramienta para compartir fotos y vídeos inspirada en el modelo de Snapchat.