A pesar de haber vendido menos iPhone que hace un año, la estrategia del iPhone X ha sido todo un éxito para Apple. En los resultados financieros correspondientes al primer trimestre fiscal de 2018, la compañía informó que el precio medio de venta de su producto estrella ha crecido en unos 100 dólares respecto al mismo periodo del año anterior.

El ASP (average selling price) del primer trimestre fiscal de 2017 fue de 694 dólares. El ASP del primer trimestre fiscal de 2018, en cambio, ha sido de 796 dólares.

El lanzamiento del iPhone X y su correspondiente éxito a lo largo de la campaña navideña ha sido crucial en este incremento de ASP, que ha visto su mayor crecimiento year-over-year de la historia del iPhone. Los 999 dólares por los que se comercializa el modelo más básico del iPhone X han sido los principales responsables de la hazaña.

"El iPhone X ha sido el iPhone más vendido desde su lanzamiento", aseguró Tim Cook en el comunicado de prensa emitido por la compañía norteamericana. "También hemos conseguido un logro significativo con la base de dispositivos activos, que alcanzó 1.300 millones en enero", continúo el directivo.

Otras áreas de negocio de Apple también han crecido de forma significativa y sostenida. La división "otros", que engloba al Apple Watch y a los AirPods, entre otros muchos productos, ha ascendido un 70% respecto al mismo periodo del año anterior. La fuerte demanda de estos dos productos a lo largo de la campaña navideña han sido dos de los principales pilares detrás de este éxito. La división servicios también ha crecido de forma notoria durante el último trimestre, registrando un +18% respecto al mismo periodo del año anterior.

En el terreno del iPad, las noticias también son buenas, aunque lejos del brillo que se vislumbra en el resto de secciones. Con el Mac, en cambio, no hay ninguna duda: Apple se ha enfrentado a una ligera caída de ventas e ingresos respecto al año anterior.