La última serie televisiva que ha salido del mundo superheroico de Marvel es The Gifted, creada para la Fox por el californiano Matt Nix en 2017, y se sitúa en la esfera de los X-Men, al igual que la desconcertante Legión, de Noah Hawley, y la desastrosa Inhumans, de Scott Buck, estrenadas ambas el mismo año. Es lo más relevante o notorio que ha conseguido Nix desde que inició su carrera de showrunner una década atrás, con Último aviso (2007-2013) como único éxito continuado; y la principal diferencia respecto a las otras dos es que no adapta ningún cómic concreto, sino que constituye una creación cinematográfica cuya historia sucede en el universo de los famosos mutantes, a los que sus protagonistas se refieren en varias ocasiones y con los que albergan ciertos vínculos.

Unos personajes son nuevos y a otros ya se los conocía en los comics o por alguna adaptación, como la Clarice Fong, Blink, de Jamie Chung, a la que ya habíamos visto con el rostro de Bingbing Fan en la curiosa X-Men: Días del futuro pasado (Bryan Singer, 2014), o la Andrea von Strucker de Caitlin Mehner, que apareció en la inenarrable Nick Fury: Agent of S.H.I.E.L.D. (Rod Hardy, 1998), interpretada por Sandra Hess y cuyo nombre y el de su hermano Andreas se incluye en una lista de la entretenida X-Men 2 (Singer, 2003). Por otra parte, el título de cada uno de los trece episodios que componen la primera temporada de The Gifted contiene una equis como referencia directa al gen que determina la mutación, aquella por la que sus portadores desarrollan sus habilidades sobrehumanas particulares.

the gifted fox
Fox

La serie se ubica en el tiempo entre la mencionada Legión y la película Logan (James Mangold, 2017), según las explicaciones de Stephen Moyer, que encarna al fiscal Reed Strucker, en una entrevista para eTalk de junio de 2017; y adopta el estilo narrativo de la trama clásica de X-Men, alejándose de la pesadillesca psicología, las piruetas del relato y la imaginación visual de Legión y ofreciendo las consabidas aventuras de los mutantes contra el mundo que los persigue y el peligro de la disensión, o sea, una historia de lo más convencional, que no afronta verdaderos riesgos ni puede sobresalir como la propuesta de Hawley; pero, a la vez, resulta bastante mejor que Inhumans (lo cual tampoco es decir mucho), pues su lógica narrativa, su coherencia y su propósito de profundizar bien en las motivaciones de los personajes no se puede poner en duda.

En verdad, ninguno de estos seres de ficción posee el carisma indiscutible que encontramos en el Magneto de Ian McKellen, en el Charles Xavier de Patrick Stewart y, más que nadie, en el Lobezno de Hugh Jackman, y tampoco es posible asegurar que sus propios dilemas y anhelos resulten irresistibles ni de excesivo interés, pero todos son suficientes y, por lo tanto, aceptables y dignos, y los actores cumplen sin lucirse. La trama, por fortuna, va de menos a más, y si bien uno no tiene muy claro durante los primeros capítulos hacia dónde se dirige el embrollo, ni si de veras hay un destino planificado o si los personajes únicamente van dando tumbos en su lucha por sobrevivir a la persecución de los Servicios Centinela, luego se reconduce y sigue una línea segura y razonable, e incluso logra inquietarnos en determinados momentos.

the gifted fox
Fox

Cuenta con el aval de Bryan Singer como productor ejecutivo y director del primer episodio, además del cameo correspondiente de Stan Lee. No obstante, las declaraciones de Nix sobre el hecho de que los X-Men, agrupados en torno al profesor Xavier, ni se asoman en The Gifted porque “son demasiado caros para la televisión” no son insignificantes para lo que uno termina contemplando en pantalla ni, entonces, hay que tomárselas a la ligera: lo que aquí nos brindan son unos X-Men de baratillo, como si hubiesen agarrado a los mutantes que conocemos de sobra y hubieran reducido su potencial para ajustarlos literal e innecesariamente a las dimensiones de la pequeña pantalla, disminuyendo a la vez el alcance del espectáculo. Sólo el futuro dirá si esta serie podrá crecer lo que le hace falta o tendremos que conformarnos con que permanezca así de chiquita.

👇 Más en Hipertextual