Cine y TV Cómics

Películas basadas en el universo Marvel que necesitaron un remake

Por 28/05/13 - 21:35

Si bien películas como The Avengers o Iron Man 3 han puesto el listón muy alto en el género de los superhéroes y, concretamente, dentro de las películas basadas en los personajes del universo Marvel; desgraciadamente no siempre ha sido así y para llegar a este cenit ha sido necesario el remake de alguna que otra "mala película".

Películas basadas en el universo Marvel que necesitaron un remake

Hay que reconocer que Marvel está haciendo muy buen trabajo en la producción de películas basadas en los personajes de sus cómics, un punto de inflexión que llegó en 1998 con Blade y, sobre todo, a partir del año 2000 con la primera de las películas de la saga X-Men. Si bien estas películas fueron realizadas mediante la colaboración de Marvel con otros estudios, desde el año 2008 es Marvel Studios la que se encarga de este tipo de tareas y The Avengers, Iron Man, Captain America, Thor, la segunda entrega de Hulk o la serie Agents of SHIELD son algunos de sus brillantes trabajos.

Sin embargo, antes de la producción de Blade y X-Men y, por tanto, del inicio de esta época dorada de películas basadas en los superhéroes de Marvel (aunque hay excepciones como "The Punisher", estrenada en el año 2004, y el Hulk de Ang Lee en 2003), las producciones realizadas hasta ese momento dejaban mucho que desear y, desgraciadamente para los fans, eran productos de bajo presupuesto en los que apenas se cuidaban los detalles y acaban materializándose en una película que terminaba estrenándose directamente en vídeo y relegada a rellenar algún hueco en la programación de algún que otro canal de televisión.

Con esta perspectiva, vamos a dedicar algunos minutos a recordar algunas de las películas basadas en el Universo Marvel que necesitaron de un remake para, al menos, intentar reparar el daño que habían causado a los espectadores y aficionados a los cómics de Marvel:

Nick Fury: Agent of Shield

Ahora que la ABC nos prepara, junto a Marvel Studios, la serie Agents of SHIELD en la que recuperan el personaje de Phil Coulson y a Clark Gregg para interpretar el papel (dándole continuidad con The Avengers), vale la pena detenerse unos minutos en Nick Fury: Agent of Shield, una TV-Movie del año 1998 en la que el personaje de Nick Fury es interpretado por David Hasselhoff.

Efectivamente, el protagonista de Baywatch y Knight Rider es el encargado de encarnar al Coronel Nick Fury, un papel que actualmente interpreta Samuel L. Jackson. De hecho, la elección de Jackson no quedó fuera de polémica porque Hasselhoff parecía tener esperanzas en que el papel iba a ser finalmente suyo.

The Punisher

Reconozco que la película sobre "The Punisher" que se estrenó en el año 2004, en la que John Travolta encarnaba al villano de la película, no me gustó mucho. De todas formas, si comparamos la cinta con la primera versión de "The Punisher" (1989) en llegar al cine, la versión del año 2004 al menos destaca por el elenco de actores que participó en la misma. Está claro que para encarnar el papel de Frank Castle hace falta ser un "tipo duro" pero de ahí a pensar en el actor sueco Dolph Lundgren hay un salto importante.

Dolph Lundgren, que encarnó a He-Man (otra película para olvidar) o a Ivan Drago (el oponente de Stallone en Rocky IV), no es precisamente un actor que se caracterice por habernos deleitado con sublimes interpretaciones en la pantalla, un tipo bastante tosco que interpretó a un Frank Castle que curiosamente tiene bastantes fans en la red que hablan muy bien de esta película.

Teniendo en cuenta que las dos versiones son bastante cutres, en este caso, es difícil de decidir si el remake mejora o empeora la primera versión.

Captain America

Las aventuras de Captain America han sido llevadas al mundo del cine en 5 ocasiones y, dentro de estas 5 computamos la que se estrenó en 2011 ("Captain America: The First Avenger"). En 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, Republic Pictures produjo una serie de televisión de 15 episodios con Dick Purcell como protagonista que si bien distaba un poco del musculoso prototipo que vemos en los cómics, el aire vintage de la serie hace que no sea uno de los peores productos que nos podamos encontrar:

En el año 1979 nos encontramos dos películas para la televisión, Captain America y Captain America II: Death Too Soon, que destrozan por completo el personaje y que, en cierta medida, recuerdan un poco por la estética a la serie de televisión de Batman protagonizada por Adam West (que vista con perspectiva tiene su encanto pero que nada tienen que ver con las soberbia trilogía del Caballero Oscuro). Por cierto, uno de los villanos de Captain America II es Christopher Lee (al que recordamos ayer en su 91 cumpleaños):

Finalmente, en el año 1990 se estrenó otro intento de película que bajo el nombre de Captain America nos llevaba a los orígenes del superhéroe y a su lucha durante la Segunda Guerra Mundial contra Red Skull; una película que recuerdo muy bien y que vi poco tiempo después de su estreno y, claro está, me alegro mucho que se haya hecho un remake:

Spider-Man

En el año 2002, Sam Raimi nos reconcilió con Spider-Man en una película que ha dado pie a varias secuelas que han tenido buena acogida por el público. Sin embargo, hasta llegar a estas películas recientes, el héroe arácnido no había sido especialmente bien tratado en el cine y hasta entonces se habían producido varias películas en 1977 y 1978 que no eran más que productos de serie B que provocaban más vergüenza que otra cosa y que estaban orientadas al mundo de la televisión de la época:

Curiosamente, hasta no hace mucho estas películas aún se colaban en la programación de algunas cadenas de televisión en horario de madrugada o, incluso, en las películas que se emiten en la hora de la sobremesa.

Fantastic Four

Si bien es cierto que la película Fantastic Four de 2005 y su secuela de 2007 (4: Rise of the Silver Surfer) no son, precisamente, dos cintas especialmente brillantes (sobre todo si las comparamos con la saga Iron Man o The Avengers), el remake mejora en parte la película que se realizó en el año 1994 y que llegó de la mano de uno de los grandes especialistas del mundo del cine de serie B: el productor Roger Corman.

Fantastic Four (1994) es un cúmulo de despropósitos que se materializó en una película "a lo loco" para no perder los derechos que la productora Constantin Films poseía sobre la explotación cinematográfica de los personajes de Fantastic Four. A la productora le quedaba un año para ejercer estos derechos antes que volviesen de nuevo a Marvel (afortunadamente para todos) y contactaron con Roger Corman para hacer un rodaje exprés que arrancaría en 1993.

La historia de este rodaje es bastante singular puesto que Constantin Films intentó cerrar un acuerdo con Marvel y otros productores para hacer, a la vez, un Fantastic Four de gran presupuesto a cambio de que esta película nunca viese la luz pero, al final, la producción de 2 millones de dólares terminaría viendo la luz y se convertiría en una peculiar rareza que todo aficionado debería ver aunque fuese por curiosidad.

Hulk

El caso de Hulk es bastante singular puesto que, hoy en día, la serie de televisión con Bill Bixby y Lou Ferrigno como protagonistas está considerada como una singular obra de culto. Se rodaron 80 capítulos de 67 minutos de duración (los dos primeros como episodios piloto que tienen la duración aproximada de una película) y tres películas, The Incredible Hulk returns (1988), en la que aparece Thor,
The Trial of the Incredible Hulk (1989), en la que aparecen Daredevil y Kingpin y The Death of the Incredible Hulk (1990), que dieron continuidad a la mítica serie.

Si bien no eran productos que destacaban por la calidad de la historia, la ambientación o el despliegue de medios, de todo lo que hemos visto sean, quizás, las producciones de las que guardo un recuerdo más grato.

De todas formas, la última revisión realizada por Marvel Studios y, como no, su participación en The Avengers son algo a destacar.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies