La fibra óptica está a punto de llegar definitivamente a México, y lo hará para quedarse. El subsecretario de comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Edgar Olvera Jiménez, apuntó este miércoles 24 de enero que la reforma de la Ley de Telecomunicaciones debe acompañar un aumento de la infraestructura con torres, antenas y, sobre todo, con fibra óptica. Sin embargo, Telefónica está entrando en el mercado del internet con una apuesta totalmente diferente a la que se plantea desde la SCT. La empresa ha iniciado un programa piloto para ofrecer internet en el hogar a través de su red celular.

El servicio que plantea Telefónica es el primero de estas características en México, aunque por el momento solamente estará disponible en lugares como Toluca, Guadalajara, San Luis Potosí, Monterrey y Aguascalientes, entre otros, aunque Telefónica planea ampliar su programa en otras partes del país.

La principal novedad de este servicio para los clientes mexicanos es que utiliza red inalámbrica y necesita únicamente una radiobase y una torre o antena. A través de un decodificador que se coloca en el hogar, se recibe la señal de la radiobase y provee la conectividad con ayuda de un módem. "Es una oportunidad, es un nuevo modelo de negocio en México y es atractivo porque no necesita infraestructura física. Aprovecha las zonas donde tiene cobertura y ofrece este dispositivo que irradia Wi-Fi a una velocidad hasta mayor que una conexión fija", explicó Jorge Bravo, analista de telecomunicaciones en Mediatelecom, en entrevista con Hipertextual.

El modelo puede ser una alternativa para los hogares que no cuentan con la infraestructura suficiente. La única ventaja es que no se necesitan cables, aunque sí es necesario contar con una radiobase o una antena para que el servicio funcione correctamente. Además del descodificador, también es importante que llegue la red 4G al lugar en el que el internet de Telefónica esté disponible. Una de las fortalezas, agrega Bravo, es que el operador no cuenta con muchos usuarios, por lo que "no tiene pinta de que se sature la red". Tecnológicamente, la opción es viable para Telefonica, pero ¿es suficiente para atraer a clientes en México?

La difícil competencia

Uno de los objetivo de Telefónica Movistar con su nueva oferta es mejorar la velocidad y la calidad del internet en los hogares mexicanos. "Las bajas velocidades que se ofrecen en los paquetes nos dan una oportunidad de negocio para el futuro de la era digital 100 por ciento: tener en un solo servicio fácil acceso y más penetración de internet, además de reducir la brecha digital de forma rápida", afirmó Mariano Hansen, líder del proyecto Internet en el Hogar, en El Financiero.

El paquete de la compañía, llamado Full Connection, ofrece hasta 10 Mbps con 60 GB para navegar por 399 pesos al mes. La subida máxima será de 3 Mbps y, si se supera el límite, la velocidad bajará a un mínimo de 2.5 Mbps. Los clientes, al contratar el servicio, deberán pagar 899 pesos por el módem, aunque este será el único pago inicial y la compañía tampoco obliga a firmar un contrato forzoso.

La oferta de Telefónica tendrá que enfrentar a una difícil competencia en el país. Al frente de las compañías más contratadas está Telmex, la cual cuenta con el 56.2% del mercado, detrás de Televisa, con el 22%. Telefónica debe tener un gran componente diferencial para poder luchar contra el mercado del internet fijo porque "todo el mundo conocemos a Telmex, es un operador confiable, con un precio competitivo. Necesita [Telefónica] dar un servicio equivalente a 4G y un internet muy rápido para marcar la diferencia", señaló el analista Jorge Bravo.

¿Reducción de la brecha digital?

Una de las premisas del internet celular de la operadora es que ayudará a reducir la brecha digital. Está claro que el servicio puede ayudar a facilitar el acceso a internet en áreas difíciles y, con ello, muchos hogares que en estos momentos tienen una infraestructura complicada podrían beneficiarse de la red inalámbrica.

Sin embargo, el precio del servicio es un factor a tener en cuenta ya que, dependiendo de los ingresos medios de la población en la que esté disponible la red, el alcance será mayor o menor. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el precio no incluye un internet ilimitado y que, aunque el paquete ofrezca unas condiciones interesantes, no cuenta con una tarifa plana como los planes de otros operadores como Telmex.

Según la opinión del analista en telecomunicaciones, el target de este nuevo servicio de internet celular estaría enfocado en familias con ingresos medios-altos que tengan un servicio limitado y necesiten ampliar su cobertura, ya sea a nivel doméstico como empresarial.

A pesar de que el internet de Telefónica Movistar no se perfila como la solución definitiva a la brecha digital en México, sí puede servir como complemento a otros planes que se están llevando a cabo como México Conectado, el cual busca llevar internet a las zonas más alejadas del país.

Por otro lado, la inversión de Telefónica para su nueva iniciativa no es mucha, ya que no necesita instalar una nueva infraestructura. "Tiene que segmentar su mercado, ubicar las zonas que le puedan ser las zonas y experimentar", opinó Jorge Bravo en entrevista. Esta podría ser también una de las maneras con las que la compañía gane usuarios en México, donde se encuentra por detrás de la poderosa América Móvil. De esta manera, Telefónica ha puesto en marcha un proyecto para aumentar las posibilidades en el mercado del internet en el país y con el que no pierde nada, pero puede ganar bastante si consigue aumentar su presencia.