Aunque para la presentación de Samsung en el Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas quedan cinco días, Samsung ya ha mostrado las novedades que tiene en el campo de los monitores, y lo hace con el monitor Samsung CJ791 QLED curvo ultrapanorámico con rel
ación de aspecto 21:9. La novedad para la familia de monitores de Samsung es que llega con Thunderbolt 3.

Este aspecto es muy relevante, pues el puerto profesional más veloz del momento permite transferencias de archivos de hasta 40 gigabits por segundo, es decir, cuatro veces la velocidad de USB 3.1 Gen 2, el otro protocolo que más se está integrando en los nuevos equipos que llegan con puerto USB-C.

Además de la velocidad, la inclusión de Thunderbolt 3 es importante para todos aquellos que optan por cargar su portátil con la pantalla, pues proporciona hasta 85 vatios de potencia, más que suficientes para portátiles de gama alta. Gracias al protocolo USB Power Delivery (USB-PD), también es posible cargar con carga rápida muchos de los últimos smartphones que están llegando al mercado.

Samsung CJ791

En cuanto a especificaciones técnicas, la resolución es la ya clásica en estos monitores, 3440 x 1440 píxeles, es decir que no se acerca a lo proporcionado por paneles 4K ó 5K en cuanto a densidad. En cualquier caso, se trata de monitor perfecto para aquellos profesionales o gamers que quieren visualizar mucho más contenido de lo normal a lo ancho.

En representación de color Samsung deja claro que no está a la altura de sus flagships, pues las etiquetas HDR y DCI-P3 no aparecen por ninguna parte. Sí prometen representación del 125% del espectro sRGB. Para el mundo gamer, Samsung ha equipado al Samsung CJ791 con un modo juego que es capaz de adaptar dinámicamente el gamma, que ajusta el color y el contraste de cada escena indivudual. Por último, el monitor brinda un tiempo de respuesta de 4 milisegundos, que no son lo máximo del mercado pero que cumplen de sobra para cualquier género.