Ford está apostando fuerte por la tecnología autónoma, aunque su objetivo parece ser el estar enfocado en cambiar el futuro de transporte. En el CES 2018, el fabricante ha presentado su plataforma con la que pretende probar sus vehículos autónomos y asociarse con varias empresas para que estas ofrezcan sus servicios utilizando la flota de automóviles de Ford.

Domino's, Lyft y Postmates son las compañías que integran hasta ahora la plataforma de Ford, con la cual el fabricante pretende ayudar a sus socios a desarrollar su tecnología de conducción autónoma. Asimismo, esta pretende ser la oportunidad de Ford para poner en circulación sus vehículos sin conductor para que las empresas los utilicen como servicio de transporte, de entrega o de comida a domicilio.

Otro de los propósitos de la plataforma, la cual se encuentra en pruebas, es determinar las necesidades de los diferentes socios para configurar los vehículos específicamente para cada función. El nuevo proyecto de Ford "facilitará la conexión y el trabajo con nuestros socios, que pueden beneficiarse al acceder a nuestra flota de vehículos autónomos para atender a sus clientes", afirmó Jim Farley, vicepresidente ejecutivo y presidente de mercados mundiales de Ford, quien añadió que Lyft está probando la plataforma, "que incluye protocolos de comunicación específicos que se utilizarán para solicitar y despachar vehículos autónomos de nuestra flota en horarios y ubicaciones con una demanda creciente de los clientes, o en áreas que a menudo están desatendidas".

A pesar de que el fabricante de automóviles no ha especificado en qué ciudad se empezará a poner en práctica la plataforma (solamente sabemos que será en Estados Unidos), pretende desplegar los vehículos sin conductor en los próximos meses. De esta manera, la empresa planea que, por ejemplo, un cliente de Postmates podrá hacer un pedido y que este sea entregado en un coche autónomo.

Esta iniciativa se une a otro proyecto del fabricante, Ford Transportation Mobility Cloud, con el cual busca conectar ciudades y automóviles. Ford ha invertido en la startup de Silicon Valley Autonomic para dar el primer paso en su objetivo de crear una plataforma de código abierto para que las ciudades se conecten y aprovechen al máximo las innovaciones y así lograr un mejor impacto en el medio ambiente.

En este contexto, el fabricante de automóviles ha anunciado este martes 9 de enero su alianza con Qualcomm para desarrollar la tecnología que permita conectar a los automóviles para así aliviar el tráfico en las ciudades y ofrecer más servicios para las personas.

Ford señaló que pretende equipar a sus vehículos con la tecnología C-V2X para lograr la conexión de los automóviles con los semáforos, señales de tráfico y bicicletas, entre otras cosas. El fabricante de automóviles afirmó que está desarrollando 700.000 vehículos conectados y que planea implementar la tecnología C-V2X para 2019.

Esta apuesta se une a otras como la de Toyota, que presentó e-Palette, su vehículo autónomo y modular para que funcione como servicio de transporte y de entrega de productos a domicilio.