2021 es un año muy importante para Ford, será el año en el que lancen su primer coche autónomo y por ello tienen que correr mucho los próximos 4 años. Argo AI es la última adquisición del fabricante norteamericano con la que quieren diseñar la inteligencia artificial que regirá al cerebro del coche autónomo. Un cerebro que alimentará a la flota de coches autónomos de Ford.

Argo AI fue fundada hace tan solo un año por exdirectivos de Google y Uber, dos empresas con una gran apuesta por el coche autónomo entre sus objetivos y que ha sido el germen de Argo AI. La compañía pasará a ser un filial independiente de Ford y el objetivo es que entren unos 200 empleados antes de finales de año para poder desarrollar la inteligencia artificial que necesita el fabricante.

El acuerdo llegado con Ford permitirá a Argo AI licenciar el software que diseñen para otros fabricantes, una concesión muy interesante por parte de Ford, que eso sí, se reservará las novedades y probablemente un tiempo de exclusividad de la tecnología desarrollada.

Es curioso que prácticamente ningún competidor de Ford ha publicado con tanto detalle sus planes sobre el coche autónomo: compras, desarrollos y timeline. Ford ha cambiado y es una empresa diferente a la de hace 10 años. Está comprando, saliendo de su zona de confort porque quieren, y necesitan, ser líderes en movilidad autónoma pero también la movilidad basada en coches compartidos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.