Un nuevo estudio elaborado por Navigant Research asegura que Tesla y Apple están perdiendo la carrera por la conducción autónoma, a pesar de ser dos de las compañías que más expectación y repercusión generan en torno a sus lanzamientos.

El adiós a Mobileye está perjudicando a Tesla.En el estudio, titulado “Autonomous Driving Leaderboard”, se argumenta que Tesla está encontrando numerosos obstáculos para hacer progresar su sistema Autopilot. El desprendimiento de la tecnología de Mobileye en favor de algoritmos propios sería la principal razón por la que este sistema está perdiendo la carrera respecto a otros grandes fabricantes de automóviles.

Apple también ocupa un sorprendente puesto en la clasificación de este estudio. La compañía es, junto a Tesla, la más retrasada en la carrera por la conducción autónoma, algo que impacta considerando la gran repercusión que genera cualquier noticia en torno al famoso “Project Titan”.

El estudio asegura que los cambios en la dirección del desarrollo y la ausencia de una infraestructura de manufactura para automóviles son las dos principales razones tras la baja calificación que Apple ha recibido en el estudio.

General Motors, junto a Cruise, es quien lidera el desarrollo autónomo.General Motors y Cruise, en cambio, son las dos compañías que más avances y liderazgo muestran en torno a la carrera por la conducción autónoma. En el último CES ya anunciaron la inminente comercialización y distribución de un vehículo plenamente autónomo y carente de volante y pedales, algo que ningún fabricante ha podido asegurar para el año 2019.

En el grupo de líderes también se encuentran compañías como Waymo, Ford, Aptiv, Volkswagen y las parejas Daimler-Bosch, BMW-Intel y Renault-Nissan. Todas ellas, según el estudio, muestran la mejor combinación entre estrategia y ejecución en torno a los sistemas de conducción autónoma.

👇 Más en Hipertextual