Ya está hecho. Fue una decisión contundente y rápida. Ridley Scott remplazó a Kevin Spacey de All the Money in the World en pocas semanas y consiguió volver a rodar las escenas en las que salía el actor pero, esta vez, interpretadas por Christopher Plummer. Los escándalos de acoso sexual en Hollywood han pasado de ser para muchos un secreto a voces a convertirse en algo intolerable. Cuando Kevin Spacey fue acusado por Anthony Rapp y por otros hombres, Scott sabía que estos escándalos salpicarían su película, por lo que decidió cortar por lo sano y despedir al actor del proyecto.

A partir de ese momento, empezó la carrera contrarreloj para volver a grabar las escenas y mantener la fecha de estreno para el 22 de diciembre. Lejos de ser un problema para el equipo, el reto se convirtió en una motivación para los actores y realizadores, quienes apoyaron la decisión del director al remplazar a Kevin Spacey. La primera prueba de su esfuerzo ya ha salido a la luz en el primer tráiler oficial con Christopher Plummer.

En poco más de una semana, Ridley Scott ha conseguido su cometido y ha dado la vuelta a una película que ha suscitado mucho interés antes de su estreno. En una reciente entrevista con Entertainment Weekly, el director de Gladiator explicó que en cuanto se enteró de las acusaciones de acuso y abuso sexual se dio cuenta de que no podía seguir adelante. "No puedes tolerar ningún tipo de comportamiento como ese. Y afectará la película. No podemos permitir que la acción de una persona afecte el buen trabajo de todas estas otras personas. Es así de simple".

Volver a reunir al equipo, pagar las horas extras y editar el contenido ha sido un gran esfuerzo tanto físico como económico. La polémica en torno a Spacey ha costado aproximadamente unos 2.5 millones de dólares. A pesar del aumento del presupuesto de All the Money in the World, Ridley Scott ha preferido no incluir en su elenco a un acusado de agresión y no estar en el centro de la polémica de los escándalos de acoso en Hollywood.

En el nuevo tráiler de la película se han lanzado las primeras imágenes de Christopher Plummer como J. Paul Getty, el multimillonario petrolero. Tras el secuestro de su nieto, Getty se niega a pagar los 17 millones de dólares de rescate ante la desesperación de su nuera, personaje interpretado por Michelle Williams.

Las primeras pistas de la película nos muestran a un Plummer contundente y decisivo. En el tráiler publicado antes de la polémica, la rudeza del personaje también fue transmitida por un casi irreconocible Kevin Spacey. Sin embargo, los dos actores han interpretado a su manera la personalidad de J. Paul Getty. Nunca podremos ver la actuación completa de Spacey, quien se perfilaba como nominado a los Oscar por su papel, aunque sí podremos valorar en pocas semanas la que ha sido la apuesta final de Ridley Scott en uno de sus proyectos cinematográficos más ambiciosos.