El Comité Científico Asesor de las Academias europeas (EASAC, por sus siglas en inglés) acaba de hacer público un demoledor informe en el que pone en cuestión la homeopatía y advierte de los "daños significativos" que pueden ocasionar estos productos sin evidencia científica demostrada. La institución, que agrupa a una treintena de sociedades científicas —entre ellas, la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales—, sostiene que las afirmaciones de los defensores de la homeopatía, como la idea de que el agua tiene una supuesta memoria —algo que no se ha demostrado nunca— son "inverosímiles e inconsistentes".

EASAC mantiene que "la promoción y el uso de productos homeopáticos acarrea "daños significativos". Por un lado, este riesgo puede deberse al tiempo de retraso en el que los pacientes no buscan atención médica apropiada y basada en la evidencia científica disponible o, lo que es peor aún, el perjuicio puede ser definitivo si los pacientes utilizan la homeopatía como terapia alternativa y no siguen los tratamientos médicos avalados por la ciencia. Por otro lado, el Comité Científico Asesor de las Academias europeas alerta de que la utilización y la publicidad sobre los productos homeopáticos pueden "socavar la confianza de los pacientes y del público general en la naturaleza y el valor de la evidencia científica para la toma de decisiones en el cuidado de la salud y en otras prioridades sociales".

El comunicado difundido por EASAC se basa en los análisis publicados anteriormente por algunas de las sociedades científicas más destacadas a nivel europeo. En sus conclusiones, el Comité alerta de que existen "potenciales problemas de seguridad sobre las preparaciones homeopáticas debido a la reducida supervisión de los métodos de producción, que requieren una mayor atención en el control de calidad y en la evaluación de efectos adversos". "La proliferación de prácticas homeopáticas sin fundamento no debería ser promovida ni en la medicina humana ni en veterinaria", exponen los expertos encargados de la redacción del informe. A su juicio, la popularidad de la homeopatía demuestra un hecho "desafortunado": que "la evidencia científica no siempre es relevante para el gestor público ni entendida por la sociedad".

homeopatía
ArCaLu | Shutterstock

El posicionamiento de EASAC es coherente con los pronunciamientos realizados por otras sociedades científicas, como la Real Academia Nacional de Farmacia en España, al denunciar que no existen pruebas de que la homeopatía sea eficaz. Según el Comité Científico Asesor de las Academias europeas, la única eficacia que han podido demostrar los productos homeopáticos se debe al efecto placebo o a un mal diseño de los estudios. "No hay enfermedades en las que la homeopatía haya presentado evidencia robusta y reproducible de ser eficaz", zanjan desde EASAC, que critica "el etiquetado deficiente" de este tipo de productos, que conduce a una "legitimidad espúrea" de la homeopatía.

La institución europea hace suya una frase repetida en numerosas ocasiones por la comunidad científica al señalar que "no hay dos tipos de medicina, la convencional o la alternativa". "Solo hay una medicina que ha sido convenientemente examinada y otra que no", concluyen. El rechazo a la homeopatía ha ido creciendo en los últimos meses, especialmente después de que se conociera que un niño italiano había fallecido por culpa de una otitis tras ser tratado con productos homeopáticos y no con antibióticos. Desde entonces, Australia ha estudiado una posible prohibición de la venta de homeopatía en farmacias y la Generalitat Valenciana también le ha declarado la guerra a estas prácticas.