//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

La salida de Travis Kalanick como CEO de Uber puede haber sido definitiva pero el antiguo director ejecutivo no quiere romper las relaciones con la compañía. Kalanick está muy interesado en seguir en Uber como socio y asesor, según han afirmado varias personas involucradas con la búsqueda de un nuevo CEO, informó The Financial Times.

La marcha del CEO de Uber no será, de ningún modo, temporal

El pasado mes de junio, Travis Kalanick fue destituido después de que salieran a la luz los escándalos por acoso sexual en la compañía y de que el por aquel entonces CEO tomara un rumbo con el que la junta directiva no estaba de acuerdo. Uber lleva desde entonces buscando a un nuevo director ejecutivo para la compañía y a fecha de hoy todavía no han encontrado a la persona adecuada para tomar las riendas del servicio de transporte privado.

A pesar de que hace casi dos meses que fue destituido, Travis Kalanick sigue muy presente en la empresa y organizando reuniones personales con diferentes trabajadores o directivos para «obtener información», afirmó un accionista de Uber.

Las funciones que Kalanick quiere mantener en Uber son decisiones estratégicas y operacionales para poder dar su opinión sobre el nuevo rumbo de la compañía. El antiguo CEO tendría el poder para opinar sobre la persona que ocupe su puesto quien, según The Financial Times podría ser Jeff Immelt, antiguo CEO de General Electric.

El hecho de que Travis Kalanick opine sobre los cambios en la compañía podría ser una ventaja dada su experiencia como director ejecutivo, pero también una piedra en el zapato en cuestiones como la elección del nuevo CEO. Uber parece estar poniendo mucho empeño en escoger a la persona correcta, con la que pretenden lavar la cara de la compañía y dejar en el pasado los últimos escándalos.

Algunos trabajadores de Uber firmaron después de su salida de la compañía una petición para que Travis Kalanick fuera reintegrado con un papel operacional. La carta fue firmada por más de 1.000 empleados y fue enviada a la junta directiva.

Los empleados de Uber se rebelan y piden la vuelta de Travis Kalanick

A pesar de sus intenciones, el cofundador de Uber Garrett Camp ha enviado un correo electrónico a sus empleados descartando que Kalanick vaya a volver a la compañía como director ejecutivo. Según un email enviado el pasado 7 de agosto al que ha tenido acceso Recode, «la búsqueda de un CEO es la máxima prioridad de la Junta Directiva. Es hora de [abrir] un nuevo capítulo y del líder adecuado para la próxima fase de crecimiento. A pesar de los rumores que estoy seguro has visto en las noticias, Travis no regresará como CEO. Estamos comprometidos para contratar a un nuevo CEO líder mundial para dirigir Uber».

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.