Este mes de junio, Travis Kalanick, CEO de Uber, dejó su puesto en la compañía. El rumbo que estaba tomando el servicio de transporte privado y, sobre todo, los informes sobre casos de acoso sexual en Uber fueron demasiado para Kalanick. Al principio se habló de que la salida del CEO sería temporal pero, según informaciones de The New York Times, para la junta de accionistas su retiro es definitivo.

Sin embargo, la cosa parece no haber acabado aquí. Un grupo de empleados de Uber ha hecho circular una petición para que Travis Kalanick vuelva a la compañía. A través de un correo electrónico, algunos trabajadores se han mostrado descontentos por la presión de miembros de la junta de accionistas para que el CEO abandonara su puesto y por la imagen que se ha dado de Travis en los medios de comunicación.

"Nadie es perfecto, pero creo fundamentalmente que [Travis Kalanick] puede evolucionar hacia el líder que Uber necesita hoy y que es crítico para con el futuro de la empresa", destaca el correo electrónico, según Recode.

Quiero que la junta escuche a los empleados de Uber y su opinión sobre la decisión equivocada al presionar a Travis para que se vaya y creemos que debería ser reintegrado en un papel operacional.

El mail enviado dirige a las personas a un enlace en el que piden un clic y una nota opcional para mostrar apoyo al antiguo CEO de Uber. El formulario promete ser completamente anónimo y los resultados serán entregados a la junta para que se tome en cuenta la opinión de los empleados.

Hasta el momento, la petición ha llegado ya a las 1.100 firmas de empleados actuales de la compañía, lo que representa un 10% de los trabajadores sin contar a los conductores. Tras la buena respuesta, los empleados han enviado una carta a la junta de directores y facilitada a Axios, en la que subrayan que los "empleados han expresado su creencia de que Travis debería volver a Uber en un papel operacional. Esta magnitud de respuesta fue inesperada y no debe ser ignorada. Lo que comenzó como una simple nota para mis compañeros de trabajo más cercanos se convirtió en una petición que abarcaba cientos de oficinas y equipos, y aún no ha sido vista por la mayoría de los empleados".

Tras la salida de Kalanick de la empresa, algunos de sus compañeros mostraron su tristeza y confusión. Margaret-Ann Seger, gerente de producto en Uber, publicó en su cuenta de Facebook que tenía el "corazón roto" y agradecía al antiguo CEO su dedicación a la compañía.

Por otro lado, el equipo directivo de Uber envió un correo electrónico a los empleados en el que afirmaron que la salida de Kalanick no fue una decisión tomada a la ligera y que su renuncia es "su manera de poner a Uber en primer lugar, como siempre lo ha hecho".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.