El anuncio del Tesla Model 3 fue uno de los más esperados durante meses por los fans de la marca que no querían realizar las grandes inversiones que supone comprar un Model S o X, aunque esto significara tener que renunciar a algunas de las cualidades que sí que tenían estos modelos de más alta gama. Una de ellas, hasta ahora, era la suspensión neumática, algo que algunos usuarios también podrán disfrutar de igual manera, según ha comentado Musk.

La suspensión neumática llegará al Model 3 en la primavera del próximo año a las variantes que cuenten con doble motor y tracción a las cuatro ruedas. De esta manera se sigue estableciendo una diferencia respecto al modelo base, pero sin que esto suponga la nula posibilidad de disfrutar de esta suspensión.

Según la propia Tesla, su suspensión neumática inteligente sirve para ajustar mejor el vehículo, haciendo que gane en eficiencia y en confort. La misma puede ser ajustada de manera manual por el conductor o dejar que sea el coche el que haga todo el trabajo de manear automática en función de las condiciones de la calzada.

Esta es una buena sorpresa, sin duda, para aquellos que tenían pensado en adquirir ese modelo durante el próximo año. El Model 3 es catalogado como un vehículo “para las masas”, haciendo referencia a su precio, pero lo cierto es que sigue siendo muy premium comparado con otros vehículos de distintos fabricantes.