No es difícil encontrarnos con noticias sobre las consecuencias del cambio climático y adjudicar a este fenómeno cada desprendimiento de iceberg que tenga lugar, aunque estos no siempre estén completamente relacionados con el incremento de temperatura en el planeta.

Eso sí, también podemos dar cuenta de lo que la arqueología glacial ha ido descubriendo al paso del tiempo cuando el hielo y la nieve revela sus secretos. No son pocos los hallazgos arqueológicos que se han hecho en diversas áreas en donde icebergs y glaciares se han ido derritiendo. Uno de los más famosos es Ötzi, el «hombre de hielo», descubierto en el año 1991 en Finialspitze, en los Alpes. Sin embargo, este no es el único secreto que ha revelado el hielo, conozcamos algunos más.

Un misterio resuelto 75 años después

En agosto de 1942 una pareja formada por Marcelin y Francine Dumoulin de 40 y 37 años respectivamente salieron a ordeñar a sus vacas en un campo alpino cerca de Chandolin en el suroeste de Suiza. Ellos jamás regresaron a su hogar en donde los esperaban sus siete hijos. Tras la desaparición de sus padres los siete hermanos fueron criados por parientes de la pareja. Jamás supieron que sucedió con sus progenitores, aunque dijeron no haber perdido en todos estos años la esperanza de encontrarlos.

La respuesta llegaría 75 años después, cuando fue descubierta la pareja en la grieta de un glaciar que se ha ido derritiendo con el tiempo. A penas el 17 de julio pasado fueron descubiertos, resolviendo así un misterio de tantos años para la familia.

Un bosque de 1000 años de edad

Los hallazgos no sólo han sido de humanos ancestrales o víctimas de algún accidente en las montañas. En el Glaciar Mendenhall, ubicado en Alaska, tras su paulatino derretimiento, ha ido emergiendo un antiguo bosque. Investigadores de la Universidad de Alaska notaron que una gran cantidad de árboles podían verse al derretirse el hielo. Las pruebas con carbono-14 revelaron que la edad del bosque va de los 1200 a los 2350 años de edad.

Un caballo de la edad de hierro

A dos mil metros de altura en las montañas de Noruega fue encontrado un caballo que vivió en la edad de hierro. Este descubrimiento también se hizo "gracias" a que el hielo se derritió en esa área. Lars Pilø, jefe del equipo arqueología del hielo en Oppland, ha dicho que las bajas temperaturas ayudan a la preservación, en este caso del caballo de la edad de hierro, pero que una vez descubiertos los investigadores tienen el tiempo contado para sus estudios. Este descubrimiento también confirma que las comunidades que vivieron en esa etapa utilizaban a estos animales para carga y transporte. El caballo encontrado tenía herraduras, así que da más pistas sobre los cuidados y costumbres de la gente que vivió entonces en esos lugares.

Varias islas

Los glaciares Steenstrup y Kier, al noroeste de Groenlandia, se han ido derritiendo desde hace 60 años despejando un territorio de casi 10 kilómetros, según investigaciones. Al ceder el hielo se descubrieron durante 1999 y 2014 varias islas diseminadas a lo largo de la costa. Mauri Pelto del Nichols College, investigador en esta área, ha dicho que sería más acertado decir que era una isla "esperando ser liberada de sus garras congeladas (del glaciar)".

Momias medievales

Zelenyy Yar es una antigua necrópolis que desde su descubrimiento en 1997 ha sido objeto de estudio por los arqueólogos. Se cree que este cementerio pertenece a una civilización poco conocida que vivió en esa región entre los siglos VIII y XIII. Debido al derretimiento del permafrost de Alekhard, en Siberia, es que estos descubrimientos se han hecho. Recientemente fueron halladas dos momias medievales, una de adulto y otra de un bebé, quienes estaban cubiertos con corteza de abedul. El cuerpo del adulto, además, estaba cubierto de placas de cobre. Otros artefactos fueron enterrados con ellos, los cuales también están siendo sujetos a análisis. Se espera que el estudio de estas momias de más pistas sobre la civilización a la que pertenecieron.

Acá un poco más de la labor de los arqueólogos del hielo y sus asombrosos descubrimientos: