Dwayne Johnson y Siri son uña y carne. O al menos eso es lo que Apple ha querido transmitir con su último anuncio en el que ambos sujetos son los principales protagonistas.

El actor estadounidense recurre al asistente virtual para planificar su día a día y llevar a cabo su intensa jornada, la cual implica viajes al espacio, rodajes e incluso diseñar su propia línea de moda.

Anuncios como este son un fiel reflejo de la transición que Apple parece estar sufriendo en términos de imagen de marca y comunicación. Programas como Carpool Karaoke, la apuesta por Apple Music y las nuevas gamas de colores inauguradas en algunos de sus productos son también ejemplos de esa nueva imagen que la mayor compañía tecnológica del mundo está construyendo.