Y seguimos con la racha. Algo muy grave está pasando en Silicon Valley y alrededores para que los anuncios de ceses o despidos se sucedan prácticamente semana tras semana.

La veda quedó abierta con el comunicado de Susan Fowler en el que hablaba de su experiencia vital, plagada de desprecios por su condición sexual. Las consecuencias de ese texto se sucedieron a lo largo de los meses posteriores y culminó, entre otras muchas cosas, con el despido del propio CEO de la compañía y media cúpula directiva. Detrás fue 500 Startups con la salida de su fundador McClure y Tesla en tercera instancia. Ahora volvemos a la carga, pero con AngelList; una suerte de base de datos de startups a nivel mundial.

Este "cambio cultural" que se está produciendo en las cálidas costas de Silicon Valley puede traer cosas muy positivas: a mayor número de denuncias por parte de las víctimas que han estado sufriendo el acoso durante años, menor miedo habrá a enfrentarse a la realidad vigente. El problema es que las malas lenguas ya están murmurando por los rincones y afirman que, con la intención de evitar riesgos, muchos hombres se encerrarán en su círculo de confianza. Esto impedirá a muchas féminas escalar a muchos puestos de alto nivel.

El tema de AngelList pasa por Lee Jacobs que, desde hace dos semanas, está suspendido de empleo –aunque no de sueldo– en su área de ventas por tiempo indefinido. Al menos hasta que el departamento legal esclarezca lo acontecido.

Los detalles de lo sucedido no han sido publicados por lo abogados a petición de la víctima, pero todo apunta a que Lee habría protagonizado un suceso de acoso sexual durante un evento el 17 de marzo de 2013; el resultado de este acontecimiento obligó a la víctima de Lee a abandonar la región de San Francisco. En aquel momento Lee ocupaba el cargo de inversor y mentor de Colingo, una startup dedicada al aprendizaje de idiomas similar a Duolingo.

Según explica Techcrunch, AngelList ha confirmado que Lee está fuera de las oficinas durante un tiempo indeterminado y que sus abogados están trabajando para intentar esclarecer lo sucedido.