Llevamos unos años viendo cómo Qualcomm da una de cal y otra de arena en las gamas media y baja, pero hay joyas como el Snapdragon 660 que reafirman su posición de liderazgo en el mercado. El Snapdragon 450 supone un salto similar en la parte media-baja de su portfolio por debajo de la cual sólo quedan los débiles Snapdragon 200. Más allá de traer sólo mejoras incrementales, el nuevo chip marca un salto importante en ciertos sentidos respecto al Snapdragon 435, su predecesor.

El Snapdragon 450 presenta 8 núcleos A53 con una velocidad de reloj de hasta 1,8 GHz. Esto significa incremento del 25% en rendimiento sobre el Snapdragon 435 tanto en CPU como en gráficos. Pero lo más importante no se refleja sólo en potencia, ya que llega fabricado en un proceso de fabricación de 14 nanómetros que le pone a la altura en eso de algún chip de gama alta de años anteriores o de gama media alta actual como el Snapdragon 660. Esto, según Qualcomm, garantiza 4 horas más de batería por carga, permitiendo 18 horas de reproducción de vídeo o 15 horas de juego.

Si no es suficiente, aporta QuickCharge 3.0, que lleva la batería del 0 al 85% en tan sólo 35 minutos, basado en unas pruebas internas sobre una batería de 2750 mAh. En ese proceso, por supuesto, es totalmente compatible con USB-C. Además de ser más rápida, con QuickCharge 3.0 la carga es un 45% más eficiente que en la anterior generación.

La cámara es otro de los grandes aspectos de este Snapdragon 450, pues Qualcomm brinda la posibilidad por primera vez en la familia 400 de producir efectos de profundidad y desenfoque (bokeh) en tiempo real mediante a doble cámara, que soporta en configuraciones de máximo 13 MP + 13 MP, con una grabación de vídeo de 1080p a 60 fps. Lo primero quiere decir que queda poco para que en gama media y baja haya buenos efectos retrato. La pantalla también se prepara para el futuro soportando resoluciones FHD+, que es el 1080p de siempre pero adaptado a la tendencia del 18:9.

El Snapdragon 450 también aporta el esperado USB 3.0 para transferencia por cable, y es que aunque esta cada vez se utilice menos, nunca viene mal contar con un refuerzo para copias de seguridad, transferencia de archivos multimedia etc. Donde Qualcomm nunca defrauda es en el terreno donde es indiscutiblemente el líder de siempre, el módem. Con el X9 garantiza velocidades de descarga en LTE hasta de hasta 300 Mbps y de subida de 150 Mbps, con agregación de portadoras 2x20 MHz y 64QAM. Sólo en en gama alta es capaz de ponerse Mediatek a su altura, pero no en las gamas que compiten contra este chip.

Por último, la biometría da un paso adelante y ahora es capaz de realizar identificación de iris en tiempo real, algo que el año pasado vimos debutar en el Note 7 y que no se esperaba pronto en la gama media-baja. Es una noticia que puede acelerar la eliminación de marcos en terminales económicos, eliminando el lector de huellas o trasladándolo a la parte trasera.

Los primeros terminales con el Snapdragon 450 llegarán en el último trimestre del año, por lo que cabe esperar su llegada masiva a terminales a partir del MWC 2018.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.