Mike Finley (Qualcomm): “El soporte a Windows 10 en el Snapdragon 835 va a cambiar las reglas del juego”
entrevistas

Mike Finley (Qualcomm): “El soporte a Windows 10 en el Snapdragon 835 va a cambiar las reglas del juego”

Por 10/02/17 - 09:43

Ficha del entrevistado

Mike Finley

Mike Finley es presidente de Qualcomm Norteamérica y tiene una amplísima experiencia en la industria de las telecomunicaciones, habiendo desempeñado importantes cargos en operadores como Sprint, Nextel o Verizon.

El mundo de la tecnología está año tras año buscando qué es lo próximo. Qualcomm ha sido y es un actor muy importante en la carrera móvil, un referente en el rendimiento y en la conectividad. Desde hace algunos años está diversificando mucho su negocio hacia aspectos como el coche autónomo o el mundo conectado. Hipertextual ha estado con Mike Finley en Sidney, donde nos ha contado algunas claves de la compañía.

¿Cómo ha sido 2016 para la compañía y qué crees que os traerá 2017?

2016 ha sido un gran año. Los resultados fueron buenos, lanzamos nuevos productos y nos hemos centrado mucho más en áreas como el Internet de las Cosas o el coche conectado. Nuestra división de coches ha crecido mucho y está más orientada, la de Internet de las Cosas es difícil de definir todavía por muchas razones, pero trae muchas cosas buenas para ciudades inteligentes. También nos hemos centrado mucho en el front-end y esos esfuerzos han marcado la diferencia también en otras áreas de red como el Wi-Fi, etc. Aun así, pienso que lo más interesante es la posición en la que estamos para encarar el futuro. Como sabes, al principio de este año fiscal, anunciamos la compra de NXP que nos va a ayudar mucho en el Internet de las Cosas y en el coche conectado, por lo que muy bien.

Sobre este año, es difícil no ser optimista, con cosas como el recién mostrado rendimiento en redes LTE Gigabit, y pienso que para una compañía como nosotros, que lleva tanto tiempo en tecnología siendo creativa e innovadora, que genera productos como el mostrado (en referencia al módem X16); que no nacen de la noche a la mañana y que ya ha mostrado otros grandes productos como el Snapdragon 835, la situación no puede ser mejor. El LTE Gigabit, por lo que implica, más que por el producto en sí, el 5G, el anuncio de Windows 10 en ARM y las oportunidades de negocio que abre, junto a la comentada compra de NXP... estamos muy emocionados con lo que depara.

La seguridad es más importante que nunca, desde los negocios hasta el usuario medio, por lo que, ¿qué novedades en biometría vais a introducir próximamente?

El Snapdragon 835 supone una gran oportunidad en conectividad, por supuesto, pero la otra parte es la seguridad. Seguridad porque te puedes anticipar a los posibles problemas a los que el usuario puede enfrentarse, gracias a sus capacidades de machine learning y algoritmos para saber lo que el usuario hace normalmente. Además de múltiples capas de seguridad, desde el hardware hasta el mencionado uso de machine learning, para mejorar la seguridad. Desde la perspectiva del hardware, está la autenticación por huella, pero también el reconocimiento de iris o reconocimiento de voz. Lo interesante es la autenticación multifactor y, al mismo tiempo, es lo que va a marcar la seguridad en los próximos años. El Snapdragon 835 trae todo eso al usuario con menos fricción.

La especificación 5G está todavía a medio hacer. ¿Qué habéis aprendido sobre ella durante los últimos años y qué traerá al mercado más allá de los usos típicos?

Pienso que todavía está por ver, como ocurrió con el 4G, y es que desde que comenzó su despliegue han aparecido muchos servicios y usos que no conocíamos. Pienso que la latencia es lo que va a marcar el 5G y lo va a hacer imprescindible. Ya hemos hablado de lo que supone el LTE Gigabit y de cómo apoyará al despliegue del 5G, pero pienso que el avance es que gracias a él podremos ver que en salud, coches autónomos o incluso drones no tienen precedentes en lo que respecta a conocer el estado de cualquier cosa en tiempo real.

Durante el evento pudimos probar el rendimiento de la red LTE Gigabit Telstra gracias al módem X16 de Qualcomm, el rendimiento fue espectacular. ¿Qué puede ayudarnos a conseguir el LTE Gigabit hasta el despliegue del 5G? ¿Podría una ciudad inteligente con coches autónomos funcionar de manera óptima con LTE Gigabit antes del 5G?

Gracias a la experiencia que hemos ganado en el trabajo que hemos hecho con la experiencia de realidad virtual de los Power Rangers, mostrada en el CES, en colaboración con profesionales de cine y de efectos especiales, de manera que hemos podido emplear nuestra tecnología para mostrar la tecnología, te diría que va a ser la realidad virtual una de las tecnologías muy beneficiadas del LTE Gigabit. La velocidad de bajada que esto aporta, van a hacer que la realidad virtual pueda avanzar en todos los sentidos, como el LTE estándar ha provocado con el streaming de vídeo y música. Aquí estamos ante una gran posibilidad de visibilizar de manera brillante el trabajo de aquellos que busquen ser vistos por muchos.

Gafas de realidad aumentada con Snapdragon 835.

Respecto a lo segundo, 5G y LTE Gigabit van a coexistir. LTE Gigabit es bueno para mover cantidades enormes de datos, como las que un coche autónomo va a generar y requerir de la nube, tal como mapas 3D con mucho detalle de calles y edificios, y va a ayudar a manejar toda la información generada por los sensores en coches autónomos, pero tal y como he dicho, lo que va a cambiar las reglas del juego es la latencia del 5G, en comunicaciones entre coches y la infraestructura de la ciudad. No se trata de mover las otras grandes cantidades de datos, sino de que sea instantáneo y sin error alguno.

Quizá otros campos como la realidad aumentada no lleguen a ser relevantes hasta ese momento. Ya existen gafas y se han anunciado con Snapdragon 835, pero en el futuro tendremos gafas normales con realidad aumentada y una recepción y envío masivo de archivos sobre el mundo físico que forzarán la necesidad de la inmediatez, y es ahí donde el 5G vuelve a entrar en escena. No sólo hay que verlo para ocio, sino para policías, personal sanitario... La realidad aumentada cambia las reglas del juego, y nuestro papel será hacerlo invisible como unas gafas corrientes.

Hablando de chips, el mercado ha cambiado mucho desde los primeros años de Android, cuando estuvisteis en guerra contra Nvidia o Texas Instruments y ganasteis. Últimamente, las familias Snapdragon 400 o 600 no han conseguido traer grandes mejoras en eficiencia o rendimiento año a año. Frente a esto, fabricantes como Mediatek están mejorando mucho en rendimiento en redes y en el sistema, alcanzando un punto "suficientemente bueno" para el mercado global. ¿Cuál es vuestra apuesta para superar estas amenazas?

Estoy en desacuerdo con la situación que has presentado respecto a las familias 400 y 600. Si miras al Snapdragon 625, tiene un gran equilibrio en potencia, eficiencia y funciones, como el soporte 64-QAM en bajada, Carrier Aggregation o subida de 100 Mbps, que también están disponibles para el Snapdragon 435 y que otros competidores no tienen incluso en sus gamas altas. Mientras que con nosotros llevan año y medio. Otro ejemplo es la GPU. Las GPU Adreno están muy por encima de cualquier otra oferta en ese rango, y no sólo hablamos de juegos, sino de rendimiento en cámara o en realidad virtual, quizá no Daydream, pero sí en Cardboard. Creo que ambas líneas están en su mejor momento.

La pregunta iba más en referencia a casos como el del Snapdragon 810, 615, 616... ¿Crees que el público valora esas ventajas que comentas frente a Mediatek?

Sí, bueno, pero eso fue hace dos años. Desde entonces hemos mejorado mucho en eficiencia, potencia, y sobre todo en módems. Creo que el público no se fija en detalles técnicos al comprar, pero sí va a fijarse en rendimiento en audio, en cámara, en la velocidad al compartir en Instagram, vídeo en directo... No van a entender los detalles técnicos, pero sí van a notar las diferencias finales.

Con marcas tan grandes como Apple, Samsung o Huawei haciendo sus propios chips y dependiendo menos y menos desde el punto de vista de las redes (Samsung o Intel tienen ya módems propios), y con otras como Xiaomi o Google buscando hacerlo, ¿hay futuro para Qualcomm en el mercado tal y como la conocemos, o el futuro de la compañía para por tendencias como wearables o Internet de las Cosas a medio plazo?

Siempre hemos estado en un mundo competitivo y hemos tenido que trabajar duro para tener el producto deseado en el tiempo requerido por nuestros clientes. ¿Ha cambiado el mundo en los últimos años? Por supuesto, pero también hay más oportunidades. Simplemente tenemos que seguir trabajando, ser muy buenos, tener los mejores productos y la gente valorará nuestra experiencia. Tenemos mucha confianza en nosotros, no desde una postura arrogante, sino desde el punto de vista de que podemos seguir haciéndolo igual de bien. Al mismo tiempo, por supuesto, estamos interesados y lo hemos estado durante mucho tiempo, en esos otros mercados que comentas. Creemos en el mundo conectado y, al fin y al cabo, nuestra historia habla de nosotros como de una compañía que conecta cosas.

En este sentido, parece que uno de los grandes cambios en 2017 puede ser la convergencia móvil-PC. ¿Qué papel puede jugar la emulación de Windows 10 sobre el Snapdragon 835 en esto?

Hay un gran deseo entre el público por tener dispositivos que siempre estén conectados, y ese es un aspecto clave de lo que viene. Claramente Microsoft lo siente de esa manera y los partners van a hacer grandes cambios en ese sentido. Es una cuestión de tamaño y rendimiento, de tener la gran experiencia de escritorio en cualquier parte, el Snapdragon 835 va a cambiar las reglas del juego en ese sentido.

Ha habido algún intento similar a la convergencia, y no sé si ha sido una cuestión de tiempos, de forma de los productos, etc., pero lo que está claro es que esto abre muchas puertas. Otra cosa que lo apoya mucho ahora es el hecho de la llegada del Wi-Fi AD, que permite conectar a dispositivos sin cable y transmitir vídeo llevando la latencia al mínimo, ganando una gran experiencia en mirroring y en visualización. De momento no podemos decir mucho más, está en manos de los fabricantes hacer el mejor uso.

¿Qué nos puedes contar sobre Qualcomm y el coche autónomo hasta 2020?

Tal y como lo vemos, la plataforma móvil nos ha permitido evolucionar rápidamente en varias vías importantes que son aplicables desde ya a los coches autónomos. Sobre todo desde el punto de vista de la conectividad y desde el de la inteligencia artificial, con cosas como machine vision y machine learning, que son esenciales para coches autónomos, porque gracias a ellos pueden encontrar objetos en tiempo real. Las estamos desarrollando para el móvil, pero rápidamente aplicando en automoción, por lo que el mejor camino viene por seguir apostando por el móvil, y los avances llegarán juntos con adaptación.

Otro gran punto son los drones. Son muy distintos a los coches, pero también necesitan computer vision y machine learning para que lleguen al sitio que todos queremos. En la presentación del CES mostramos (minuto 40 de este vídeo) cómo utilizando estos avances el drone era capaz de identificar objetos a una velocidad enorme. Inicialmente fue un desarrollo hecho en smartphones y más tarde llevado a coches autónomos y drones.

El Internet de las cosas está creciendo lentamente y de forma poco segura. ¿Qué deberían hacer los fabricantes para apuntar al gran público? ¿Cuál será la killer-feature del Internet de las Cosas?

Sobre la killer-feature es muy difícil responder. Parte de lo que pasa hoy es que no es tan fácil conectar cosas. Tienes mil cosas que conectar, pero que todo funcione y tenga sentido no es del todo fácil. Internet de las cosas en la industria va a jugar sin duda un papel clave, ya lo está jugando, pues es un asunto que produce unas mejorías enormes con muy poco esfuerzo. Por esto veremos este lado del Internet de las cosas proliferar más rápido. Encontrar una killer-feature para el mercado sigue siendo complicado, pero se me ocurre una que será fantástica, la asistencia médica, con cosas como poder cuidar a enfermos de manera remota sin necesidad de desplazarse, etc.

2016 ha sido el año en que la realidad virtual se hizo masiva, pero parece que los mercados están algo estancados, sin grandes soluciones o juegos de parte de referentes como Oculus. ¿En qué está trabajando Qualcomm? ¿Qué futuro le veis al sector de aquí a 20 años?

Nuestra visión es que la realidad virtual tiene que ser móvil, tiene que ser inalámbrica, y la manera en la que la mayoría de la gente experimente la realidad virtual tiene que ser, digamos, como lo que Daydream representa hoy en día, donde tu smartphone es el centro que potencia la experiencia. Ese será el modo más extendido para experimentar realidad virtual. Lo próximo es utilizar kits como el empleado en la demo de los Power Rangers, que integran mucha potencia de computación. Con algo así, como mostramos, no sólo se sigue el movimiento de la cabeza, sino que con los sensores que integra puedes moverte en espacios virtuales, punto en el que de nuevo nos encontramos con machine vision. Ese es el próximo nivel, con kits mucho más ligeros y potentes. En la gama muy muy alta el triunfo está más complicado, porque los costes para el usuario son altísimos. No sólo tienes que tener un PC de gama alta, sino además gastar casi el mismo valor en un kit separado. Todo eso frente a sólo necesitar un smartphone con capacidades VR, que pronto será una especificación bastante global.

Este artículo ha sido posible gracias a tu apoyo

Gracias a nuestros socios podremos hacer más investigaciones y exclusivas con un punto de vista independiente.

Tu membresía incluye:

  • Navegar sin publicidad
  • Newsletter exclusivo
  • Ofertas y promociones

…entre otras ventajas.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies