13 Reasons Why ha sido aclamada y criticada a partes iguales. Desde el estreno de la nueva producción de Netflix, la serie ha recibido elogios por abordar de forma valiente graves problemas como el acoso escolar (bullying), aunque otras voces han alertado de una supuesta apología del suicidio en algunas imágenes de la serie, en las que se ve de forma explícita cómo Hannah Baker termina con su vida.

Tras el éxito de 13 Reasons Why, el debate no ha terminado. El suicidio sigue siendo un problema de primera magnitud a nivel mundial, ya que según datos de la Organización Mundial de la Salud, más de 800.000 personas mueren cada año por suicidio, lo que representa un fallecimiento cada cuarenta segundos. Por desgracia, el caso de Hannah Baker trasciende de la ficción a la realidad: de acuerdo con las cifras de la OMS, el suicidio es la segunda causa de muerte principal entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad.

Es posible prevenir el suicidio

Según los expertos, es posible prevenir el suicidio a través de estrategias como la restricción de métodos comunes como armas de fuego y sustancias tóxicas o el tratamiento adecuado de trastornos como la depresión y el abuso de alcohol y drogas. No obstante, la falta de sensibilización sobre este problema ha dificultado la puesta en marcha de medidas efectivas que promuevan la prevención del suicidio. A pesar de que la propia OMS lo incluye dentro del Programa de Acción Mundial en Salud Mental, son pocos los países que abordan el suicidio como una prioridad. Una de las asignaturas pendientes es, sin duda, el control de los contenidos publicados en internet que puedan incitar a quitarse la vida.

A pesar de que tanto Google como Facebook han implementado herramientas para luchar contra el abuso y prevenir el suicidio, la situación real está muy lejos de ser ideal. En ese sentido, el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) ha presentado hoy el informe Anàlisi de la presència a internet de continguts de risc en relació amb la mort per suïcidi (Análisis de la presencia e internet de contenidos de riesgo en relación con la muerte por suicidio, en castellano), donde evalúan la situación en diversas plataformas.

suicidio

El documento señala que es posible encontrar en YouTube vídeos donde se muestran escenas explícitas de suicidio, imágenes relacionadas acompañadas de frases negativas con música melancólica o grabaciones de adolescentes donde explican sus motivaciones para quitarse la vida. Tumblr, por otro lado, recoge contenidos donde se recrean ideas suicidas o de desconsuelo y referencias explícitas sobre métodos de suicidio.

El informe de la entidad oficial también advierte de que diversas cuentas de Twitter y algunos foros incluyen mensajes que pueden incitar a cometer el suicidio. A partir de algunos de estos contenidos perjudiciales, se propone la creación de "grupos suicidas" de carácter privado, donde se recogen mensajes complacientes y se exhorta a la práctica de diversos métodos para practicar el suicidio. Un grave problema, según el Consejo Audiovisual de Cataluña, que ha tomado medidas para evitar que este tipo de contenidos sigan circulando en internet.

Denuncia ante la Fiscalía

La institución independiente, que forma parte de la Plataforma Europea de Autoridades Reguladoras (EPRA), ha denunciado ante la Fiscalía quince contenidos visibles en la red que incitan a la muerte por suicidio. A juicio de la entidad, los contenidos perjudiciales podrían ser susceptibles de un delito tipificado en los artículos 143.1 y 147 del Código Penal. Los materiales denunciados incluyen títulos como Manual del suicida, 13 formas de suicidarse o Respuestas: ¿Algunas pastillas para morir sin dolor?

El Consejo Audiovisual de Cataluña ha llevado ante el Ministerio Fiscal un total de seis vídeos en YouTube, que cuentan con un total de 4,2 millones de visualizaciones. La institución también ha denunciado una cuenta de Twitter que publica mensajes donde se alienta al suicidio y que tiene más de 16.700 seguidores, además de cuatro blogs, dos webs y dos foros. La entidad catalana también se ha dirigido a los proveedores de internet con el fin de solicitar la retirada inmediata de estos contenidos, algo que ya consiguió con los vídeos donde un youtuber humillaba a un mendigo ofreciéndole galletas Oreo rellenas con dentífrico.

suicidio

Roger Loppacher, presidente del Consejo Audiovisual de Cataluña, ha apostado por "identificar estos contenidos, combatirlos con todos los instrumentos legales que tenemos a nuestro alcance, reclamar que la normativa se adapte al nuevo escenario y ofrecer herramientas y recursos a las familias y a los propios menores para que también puedan hacerles frente desde la información y la lectura crítica", durante la rueda de prensa celebrada en Barcelona. Además de los quince contenidos que incitan a la muerte por suicidio, la institución también alerta sobre otros quince contenidos en internet que ofrecen mensajes complacientes sobre el suicidio, fantaseando con ideas negativas y relacionando erróneamente este tipo de fallecimiento con ideas como la valentía, la paz o la felicidad.

Las redes sociales en particular e internet en general no son los únicos que deberían tomar nota para ayudar a prevenir el suicidio. En opinión del Consejo Audiovisual de Cataluña, los medios de comunicación también juegan un papel clave en esa tarea. La cobertura responsable de este tipo de noticias puede ayudar a evitar la estigmatización, informar sobre las trágicas consecuencias del suicidio y fomentar la prevención, tres objetivos que fueron reflejados en las Recomendaciones a los medios audiovisuales sobre el tratamiento informativo de la muerte por suicidio, elaborado de forma conjunta por la Generalitat de Cataluña y el propio Consejo Audiovisual de Cataluña.

👇 Más en Hipertextual