Google rinde hoy homenaje a una pionera en la lucha por los derechos de las mujeres y por la libertad. El doodle del jueves 9 de febrero recuerda la figura de Aletta Jacobs (Sappemeer, Países Bajos), que nació un día como hoy de 1854. Cuando era una niña acompañaba a su padre mientras trabajaba como médico rural, lo que marcaría su vocación futura. Sin embargo, no lo iba a tener nada fácil. Por aquel entonces, Holanda no permitía a las mujeres realizar estudios superiores a los correspondientes a la educación primaria. Pese a la prohibición, Jacobs logró aprobar el examen de ayudante de farmacia y no cejó en su empeño para continuar formándose.

En plena adolescencia, la joven escribió al primer ministro de los Países Bajos, con el objetivo de que le autorizara para entrar en la universidad. Un año después, el liberal J.R. Thorbecke aprobó su solicitud y Aletta Jacobs pudo comenzar a estudiar medicina, carrera que completó en 1879 en la Universidad de Groninga. Asi se convirtió en la primera mujer holandesa de su país en licenciarse en este campo. Un año después, también sería la primera en obtener el doctorado.

Pero su lucha individual evolucionó hacia una pelea más global cuando Jacobs viajó a Londres y conoció el movimiento de las sufragistas, compuesto por mujeres que reivindicaban la igualdad de género y el derecho femenino al voto. A su regreso a Holanda, Aletta Jacobs fundó una clínica donde atendía a personas con pocos recursos económicos, siendo pionera además en el ámbito de la planificación familiar. La médica investigó para mejorar uno de los métodos anticonceptivos más utilizados, el diafragma, con el objetivo de impulsar el control de la natalidad y los derechos reproductivos.

Aletta Jacobs fundó en 1884 la Asociación para el Sufragio de la Mujer en los Países Bajos, emulando las organizaciones que había conocido en Reino Unido y en otros países. Años después, Holanda se convertiría en una de las regiones pioneras del mundo al aprobar el derecho al sufragio femenino. En 1995, la película documental Aletta Jacobs, het hoogste streven recordaba la vida y el trabajo de una pionera de feminismo. Una labor incansable que hoy también recuerda Google, coincidiendo además con los preparativos para el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.