Fuente: Pixabay.

El juez de instrucción de la Seu d'Urgell ha escuchado esta mañana las explicaciones de los padres de Nadia sobre las fotos de contenido sexual encontradas por los Mossos d'Esquadra. Marga, la madre de la niña, ha sido la primera en declarar ante el magistrado, y lo ha hecho durante media hora aproximadamente. Su interrogatorio ha comenzado con retraso, dado que los abogados de la familia han visto antes las imágenes, en las que el juez ve indicios de delito de elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como de exhibicionismo y provocación sexual. El segundo en declarar ante el magistrado ha sido Fernando, quien ha comparecido durante una hora en el juzgado y después ha sido llevado de nuevo a la cárcel de Ponent de Lleida, donde permanece desde el pasado 9 de diciembre.

Los padres de Nadia aseguran que las imágenes no presentan carácter sexual y que fueron realizadas para seguir la enfermedad de la menor. El juez decidirá en las próximas horas si cambia su situación procesal

La familia de la menor, a través de su abogado, han señalado en varios medios de comunicación que las fotografías no son de carácter sexual y que fueron realizadas para el seguimiento dermatológico de la enfermedad rara que padece. Ambos niegan los indicios apuntados por el magistrado y su implicación en los supuestos delitos, sobre los que por el momento no están investigados -la figura jurídica que se conocía anteriormente como imputados-. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña comunicó que el juez no tenía una simple sospecha, "sino la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (el padre) en la comisión de los referidos delitos".

Por otro lado, el titular del Juzgado autorizó el registro de trece pendrives USB, siete tarjetas de memoria, tres discos duros y otros soportes de almacenamiento digitales en los que podría haber más contenido delictivo. Los Mossos d'Esquadra están analizando actualmente todo este archivo informático con el fin de detectar nuevas fotografías o imágenes borradas que pudieran ser trasladadas al magistrado en la fase de instrucción. Las fuerzas policiales catalanas están investigando también la posibilidad de que algunas fotos pudieran haber sido distribuidas a terceros.

El magistrado del caso Nadia, que ya se encuentra redactando el nuevo auto, deberá decidir si toma medidas al respecto tras las explicaciones de los padres sobre las fotos encontradas en un pendrive del padre. Además, en caso de que se considere necesario, la Fiscalía también puede solicitar la adopción de medidas preventivas. En las últimas horas se ha conocido que la Generalitat de Catalunya se personará como acusación particular en el caso y que el abogado de la familia valora dejar la defensa de Fernando para centrarse en la de la madre de la niña. La decisión no está tomada todavía, según señaló en la entrada de los Juzgados ante la presencia de los medios de comunicación.

Los padres de Nadia están siendo investigados por un supuesto delito de estafa, después de recaudar cerca de un millón de euros en donaciones para un tratamiento médico inexistente. El juez decretó prisión provisional para Fernando en diciembre, una resolución confirmada por la Audiencia Provincial de Lleida, y dejó a la madre de Nadia en libertad con cargos. El magistrado les retiró a ambos la patria potestad de la menor, a la que considera una víctima por partida doble. En las próximas horas se conocerá si los progenitores son investigados por una nueva causa judicial a tenor de las fotos encontradas y si cambia la situación procesal de los padres de Nadia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.