Por todos es sabido que uno de los aspectos más fundamentales de la realidad virtual es la inmersión. En ese sentido, hay muchos elementos que ayudan, como el seguimiento de posición, con el que el sucesor de las Gear VR podría contar, según una patente de Samsung, el seguimiento de la posición de los ojos, y más fundamentalmente, la integración parcial o total de partes del cuerpo en la pantalla. Leap Motion es una compañía que desarrolla la integración de las manos en la realidad virtual, y acaba de anunciar que llegará a headsets portátiles.

Mediante un diseño propio basado en dos cámaras minúsculas integradas en la placa frontal han conseguido lo que hasta ahora estaba reservado a la gama alta, con sistemas de Leap Motion o con mandos inalámbricos propios, como Oculus Touch. Que esto llegue a los kits móviles significa que los jugadores podrán disfrutar de un abanico totalmente nuevo de posibilidades, desde juegos de precisión hasta usos médicos.

Leap Motion está realizando pruebas sobre Gear VR.
Leap Motion está realizando pruebas sobre Gear VR.

El sensor móvil cuenta con un campo de visión que supone un buen avance sobre las anteriores iteraciones. De 140 por 120 grados, se llega ahora a 180 por 180. Así, aunque el jugador mueva las manos, hay muchas más posibilidades de que el sistema no las pierda de vista y sigan en pantalla, frente a otras versiones donde era muy desagradable que salieran de la zona de mapeado.

Según The Verge, el principal problema al que se enfrentarán los kits móviles es que la sensación de tener seguimiento de manos pero no del cuerpo entero es muy rara, y salvo que se coloquen cámaras en el exterior, seguirá siendo así. La idea de la empresa es licenciar el seguimiento de manos a clientes, y explotar sus posibilidades en mercados relacionados pero ajenos a la realidad virtual, como experiencias de realidad aumentada.

De momento Leap Motion afirma tener el producto en una fase de pruebas, pero con capacidad de comercializarlo pronto.

👇 Más en Hipertextual