La canciller alemana, Angela Merkel, ha comparecido en rueda de prensa para hablar sobre el ataque de Berlín perpetrado a última hora de ayer. La política de la CDU ha confirmado que se trata de un atentado terrorista, un suceso que ha calificado como "espantosa experiencia que ha golpeado el corazón de Alemania".

A las 20:30 h de ayer, un camión de transporte embestía contra un céntrico mercadillo navideño situado en Breitscheidplatz, en el Berlín oeste, provocando doce muertos y decenas de heridos. El vehículo habría recorrido cincuenta metros del interior del mercado, arremetiendo contra las personas que estaban paseando tranquilamente entre los puestecillos navideños y las casetas de comida.

El modus operandi de este nuevo ataque en suelo europeo, el primero que provoca víctimas mortales en Alemania tras los atentados de Munich y Ansbach del pasado verano, recuerda a la tragedia que sacudió Niza hace unos meses. No es la primera vez que se utiliza un "camión terrorista" para provocar el máximo daño posible. La técnica, conocida como vehicle ramming, es un método publicitado por DAESH desde 2014, aunque por el momento este grupo terrorista no ha reivindicado el ataque de Berlín.

Merkel ha lamentado que el "hombre al que Alemania abrió sus brazos y recibió como refugiado" haya podido perpetrar este atentado. La policía detuvo ayer a un sospechoso de origen paquistaní, nacido en 1993, que habría entrado en el país en la Nochevieja de 2015 a través de la frontera con Austria. Sin embargo, el detenido niega los hechos y las autoridades han pedido máxima precaución, ya que el autor material del atentado podría seguir en libertad. La canciller alemana ha aprovechado su comparencia para defender la política de refugiados realizada por el Gobierno, señalando además que hay que apoyar todas las iniciativas necesarias para lograr su integración.

Horas después del ataque terrorista que ha conmocionado Alemania, Angela Merkel ha dicho que "hay cincuenta heridos que están luchando por sobrevivir". La política ha hecho estas declaraciones en un momento en el que le llueven críticas desde los partidos situados a la extrema derecha. Marcus Pretzell, miembro de la formación Alternative für Deutschland, AfD, ha llegado a hablar en su cuenta de Twitter de "los muertos de Merkel" para referirse a las víctimas de la tragedia ocurrida en Berlín y criticar de paso su política de acogida de refugiados. La canciller ha concluido su rueda de prensa señalando que están reforzando las medidas de seguridad para evitar nuevos ataques.